La gobernadora María Eugenia Vidal sostuvo hoy que «siente un pendiente personal y de gobierno el no haber podido cerrar la paritaria docente», y dijo que «hubiera querido aumentar más el poder adquisitivo del salario» de los trabajadores de la provincia.

«Fue un año donde era difícil sostener una oferta porque tuvimos que ir adaptándonos a lo que le pasó a la Argentina», reconoció Vidal sobre las diferentes proyecciones inflacionarias en las que el Gobierno basó sus propuestas salariales con los gremios.

De cara a 2019, cuando los gremios docentes advirtieron que las clases podrían no comenzar por la negociación irresuelta, Vidal dijo que espera que «haya reflexión», afirmó que el Gobierno realizó su propia «autocrítica» al respecto y que seguirá con el diálogo, pero destacó: «La intencionalidad política mete la cola en esta discusión».

Fuente: DIB