El 2019 fue hasta ahora un año de acuerdos para el gobierno de María Eugenia Vidal en lo que respecta a las negociaciones paritarias y, a 18 días paras las elecciones primarias, el único sector que aún continúa sin cerrar es el de los judiciales.

A diferencia de 2018, cuando el Ejecutivo bonaerense afrontó un largo conflicto con los docentes plagado de paros y no logro acordar un aumento, este fue un año calmo. Es que, al mes de julio, ya logró cerrar tres de las cuatro paritarias importantes de estatales.

Los trabajadores de la administración central, enmarcados en la ley Nº 10.430, arribaron en diciembre pasado a un acuerdo de incremento escalonado (4% desde enero, otro 4% desde marzo, 4% en mayo y 4% en julio) con una cláusula de revisión. En esta instancia, que se adelantó, las partes pautaron un 8,5% más a la última cuota. Por lo que el incremento total (desde los sueldos de diciembre) será con el cobro de agosto de un 24,5%. ATE no firmó la paritaria.

Los maestros, en un conflicto que este año fue corto, cerraron a fines de marzo: un 15% de recomposición por lo perdido en 2018 más «cláusula gatillo», actualización por inflación, de manera mensual durante los primeros tres meses y luego trimestral. El ofrecimiento fue rechazado solo por Udocba.

El de los profesionales de la salud fue el último poroto que se anotó Vidal. Aunque en «desconformidad», los médicos firmaron la semana pasada una suba promedio del 34% y señalaron que van a «mantener estado de alerta para asegurar el cumplimiento del acuerdo».

Por su parte, los trabajadores judiciales recibieron, al igual que los de la ley Nº 10.430, un incremento del 24,5%. En este caso el aumento fue dado por decreto porque las partes aún no llegaron a un acuerdo. «Venimos denunciando que el año pasado perdimos más de 15 puntos porcentuales de salario. Por eso es urgente que el Ejecutivo cumpla con el mandato constitucional de garantizar la negociación paritaria», sostuvo Pablo Abramovich, secretario general de la AJB. Los judiciales pararán el próximo 5 de agosto.

Fuente: DIB