Tres personas mueren cada día asesinadas en la provincia de Buenos Aires, y la mitad de ellas conocía previamente a su homicida.

Los datos se desprenden de un informe de la Procuración General de la Corte bonaerense, en base a las causas penales iniciadas durante 2018 por crímenes cometidos en la provincia de Buenos Aires.

Según las estadísticas, el año pasado se cometieron 1023 asesinatos en 982 hechos, lo que significa 2,8 casos por día. Por estos casos se encuentran imputadas 1340 personas, pero un 15% no tiene un autor identificado.

Con estos números, la provincia posee una tasa de homicidios de 5,95 cada 100 mil habitantes, un número más alto que el promedio nacional (5,1 según la ONU), pero muy inferior a los que se registran en la región. De hecho, Brasil posee una tasa de 30,5; Colombia del 24,9; Uruguay del 8,2; Perú del 7,7; y Ecuador del 5,8. El Salvador, el país más violento del mundo, tiene una tasa de homicidios de 61,8 cada 100 mil habitantes.

Uno de los datos más llamativos es que casi la mitad de las víctimas (el 48,6%) tenía una relación previa con su homicida: el 61,2% eran conocidos; el 22% familiar directo; y un 16,8%, pareja.

Fuente: DIB