En medio de los cruces con el kirchnerismo por el estado de las cuentas bonaerenses, el Gobierno provincial difundió un informe que indica que, en dólares, la deuda provincial se redujo poco más de 600 millones de dólares respecto a diciembre del año pasado.

El informe, publicado hoy por el ministerio de Economía, indica que al 31 de marzo de 2019 la deuda pública estimada de la Provincia fue de 11.959,2 millones de dólares, lo que significa una reducción de 625 millones respecto de los 12.584 informados a fin del año pasado.

En tanto, se indicó que en el último trimestre hubo una reducción del 0,4% de la deuda con respecto al Producto Bruto Geográfico (PBG), que terminó en marzo en el 9,3%.

Los números fueron difundidos días después del cruce que el gobierno bonaerense mantuvo con el precandidato a gobernador de Unidad Ciudadana, Axel Kicillof. El lunes, el ministro de Economía, Hernán Lacunza, había asegurado que la deuda provincial «no se usa para financiar gastos corrientes» porque «desde 2017 la Provincia tiene superávit corriente». «Si no hubiera obra, no habría déficit. Si no hubiera déficit, no habría deuda. Entonces, la deuda es para hacer obras», concluyó.

Tras su confirmación como precandidato a gobernador del kirchnerismo, Kicillof cargó con dureza contra Vidal, haciendo particular hincapié en la emisión de deuda, un ítem que, se espera, sea uno de los ejes de su campaña.

«Vidal se jactó de recuperar el fondo del Conurbano, pero esa plata no se usó en obras para las bonaerenses, se terminó utilizando para pagar intereses de la deuda en dólares que tomó su gobierno», señaló Kicillof en Twitter, donde instaló el hashtag «#LasDeudasDeVidal», que utiliza con frecuencia.

En este marco, la información oficial indica que la deuda tuvo una baja interanual de 1.513 millones de dólares, pero aumentó 246.958 millones en pesos (y cerró en $ 518 mil millones), debido a la apreciación del dólar en el último año.

La mayor parte de los vencimientos de la deuda se concentran en el mediano plazo (54,0%), seguidos por los vencimientos a largo plazo (28,3%) y a corto plazo (17,7%).

El 70,3% de la deuda está constituida por Bonos Ley Internacional, mientras que los Bonos Ley Local representan el 19,1% del total. Por su parte, los préstamos con agencias multilaterales de crédito, las deudas con el Gobierno Nacional y los préstamos OCDE representan respectivamente el 5,0%, 4,4% y 1,1%.

Fuente: DIB