Alrededor de 4.000 personas permanecen evacuadas en la provincia de Buenos Aires a raíz de las inundaciones que castigan a varios distritos, y en medio de nuevas lluvias que complican el trabajo de las autoridades.

La Matanza y Esteban Echeverría siguen siendo los más afectados por las tormentas, aunque hay otros partidos que también están atendiendo a vecinos con problemas.  Según el Sistema Nacional de Gestión Integral de Riesgo (Sinagir), quedan 3.300 evacuados en 21 escuelas de La Matanza y 380 en Esteban Echeverría, distribuidos en cinco centros.

El registro actualizado del Sinagir reporta que en Mercedes aún hay 112 evacuados alojados en el Instituto de Menores Saturnino Unzué. Y en el centro de evacuados de Máximo Paz, en Cañuelas, hay 100 personas alojadas, mientras otras 50 que pudieron regresaron a sus viviendas.

En la escuela N° 10 de Marcos Paz, en tanto, quedan 12 personas evacuadas. En Pilar continúa con 61 evacuados, de los cuales 26 son adultos y 35 menores de edad, mientras en Quilmes quedan 4 personas alojadas en el Centro Integrador Comunitario de Santo Domingo, de acuerdo al registro oficial.

Fuente: DIB