Los casos de dengue, la enfermedad que ya causó dos muertes en pacientes bonaerenses, ascienden a los 152, según el último Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud provincial, y las autoridades sanitarias comenzaron a hablar de «brote» en algunos municipios, donde se presentaron casos autóctonos.

En rigor, los casos crecieron en un 58% desde la semana pasada, cuando se notificaron 96 confirmaciones. Asimismo, se multiplicaron los casos de dengue autóctono, que pasaron de 4 a 35 en 12 municipios.

«Se registra la aparición sostenida de casos autóctonos de dengue que indican el pasaje a un escenario de brote en los siguientes municipios: La Matanza, Tres de Febrero, Quilmes, General San Martin, Lomas de Zamora, Vicente López, Lanús, Malvinas Argentinas, Avellaneda, La Plata, San Miguel y Merlo», informaron desde la cartera sanitaria que conduce Daniel Gollan.

Cabe señalar que se identificaron los serotipos DEN-1, 2 y 4, por lo que en la provincia ya hay cuatro de las tres cepas que existen del virus, lo que incrementa el riesgo de dengue grave.

Es que la infección por uno de los cuatro serotipos del virus del dengue da inmunidad contra ese tipo viral, pero una persona puede volver a contraer la infección por otro serotipo, lo que en la mayoría de esos casos constituye el desarrollo de dengue grave (lo que antes se denominaba dengue hemorrágico).

Asimismo, ya son dos los casos fatales: el último, perteneciente a una paciente de 69, oriunda de Temperley, Lomas de Zamora, que había viajado a Paraguay la semana pasada. «Se continúa con la investigación epidemiológica para identificar los factores determinantes de éstas», indicaron desde el Ministerio.

Días atrás, se había conocido la muerte de una persona de 73 años, también residente en el conurbano bonaerense, quien se encontraba internada en el Hospital Italiano de Buenos Aires.

Las autoridades sanitarias vienen advirtiendo que el dengue debe preocupar aún más que el coronavirus, que mantiene en alerta a todo el mundo. El incremento de casos, cuyo pico se espera para las próximas semanas, está relacionado a las epidemias del virus en Brasil y Paraguay. En este último país más del 80% de la población está en riesgo de contraer la enfermedad.

«Los esfuerzos de control de las enfermedades transmitidas por estos mosquitos se basan en la reducción de sus lugares de cría y no de los insecticidas aplicados», recordaron desde la cartera sanitaria.

Asimismo, señalaron que “para una mayor eficacia de las medidas de control, se requiere de la integración de las tareas domiciliarias de descacharrado que puedan desarrollar las personas en sus viviendas, los operativos de eliminación de los criaderos de Aedes aegypti y los servicios de manejo de residuos sólidos urbanos para su adecuada disposición final».

En tanto, desde el Ministerio recordaron que las principales manifestaciones clínicas del dengue son fiebre mayor a 38º C sin signos de infección respiratoria, acompañada de cefalea, dolor retro-ocular, dolor de músculos y articulaciones, intenso malestar general, erupciones rojizas en brazos y piernas, picazón, diarrea, náuseas, vómitos, sangrado de nariz y encías.

Fuente: DIB