La ministra de Trabajo bonaerense, Mara Ruiz Malec, le puso un freno a las expectativas de docentes y estatales en el marco del inicio de las negociaciones por salarios al sostener que “es imposible recuperar lo que se perdió en cuatro años de un día para el otro”.

La funcionaria de Axel Kicillof sostuvo que si bien el Gobierno “tiene toda la intención de mejorarles la vida a los maestros y maestras”, admitió que “el límite lo pone la materialidad”, es decir que, “si no hay plata en la caja, no hay mucho que podamos hacer”.

“Nosotros pretendemos ir avanzando en algún esquema que permita, en la medida de lo posible, que el salario real se vaya recuperando progresivamente pero, del otro lado, está la situación financiera de la provincia, que es muy compleja”, sostuvo.

Las declaraciones de Ruiz Malec fueron formuladas por radio luego de que el Ejecutivo pusiera en marcha ayer las paritarias de docentes y estatales, aunque sin porcentajes sobre la mesa.

En ese marco, la ministra manifestó que “la idea es que no sigan perdiendo” contra la inflación, del mismo modo que lo manifestó el gobernador Axel Kicillof el último fin de semana, aunque también aclaró que no es posible recuperar el salario de cuatro años “de un día para el otro”.

En este punto, la titular de la cartera laboral en la provincia de Buenos Aires destacó la necesidad de ir haciendo “un trabajo con los gremios para aprovechar lo más que se pueda el dinero con el que se cuenta, que este año no es mucho”.

Asimismo, afirmó que se analizará junto con los sindicatos “cuál es el mejor mecanismo para que los salarios no pierdan contra la inflación” y expuso que “la cláusula gatillo es una herramienta defensiva”.

“Si el gobierno nacional logra cambiar el contexto macroeconómico, vamos a poder hablar de otros mecanismos”, planteó la funcionaria, quien evaluó como necesario trabajar “la salida de la cláusula gatillo”, y avanzar en la búsqueda de “otros mecanismos que dejen tranquilos a los gremios y trabajadores de que su salario no va a perder de la manera que lo hizo estos años”.

Cuando se le preguntó por la posibilidad de buscar un acuerdo semestral con los gremios, respondió que al gobierno le toca “esta fecha de paritaria en un contexto de incertidumbre” en el que “no hay presupuesto, no hay proyección de inflación, no se resolvió la reestructuración de la deuda”. Y añadió: “Los acuerdos anuales nos dejan a todos más tranquilos, pero no están las condiciones dadas o los datos para cerrar un acuerdo largo”.

“La posibilidad de pensar un puente existe”, reconoció y destacó que “los gremios reconocen el gesto del gobernador Axel Kicillof de convocar a la paritaria y abrir el diálogo de otra manera más conciliadora, escuchando los reclamos y dándoles el lugar de importancia que merecen”.

Fuente: DIB

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí