El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, diputados de diferentes bloques políticos, funcionarios del Poder Judicial e integrantes de la Asociación Madres del Dolor participaron de la presentación de la adhesión a la denominada Ley Justina por parte de la provincia de Buenos Aires.

La actividad contó con la presencia de Paola Stello, madre de Justina, la joven fallecida que dio impulso a la ley nacional, y de Silvia Irigaray, madre de Maximiliano Tasca, joven donante, víctima de la masacre de Floresta.

«Desde el Poder Legislativo bonaerense no podemos ser espectadores de estos avances porque es necesario que impulsemos iniciativas para potenciar la ley nacional», dijo en el encuentro la vicepresidenta en ejercicio de la presidencia de la Cámara baja, Marisol Merquel al referirse a la reciente conmemoración del Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos; y al primer aniversario de la sanción de la ley Justina. Además, señaló que «hoy estamos impulsando una herramienta que será trabajada en esta Casa de Leyes y que cuenta con el acompañamiento de distintos espacios políticos».

Ritondo explicó que «en muchas ocasiones la primera en llegar ante un problema y a un posible donante es la Policía, en ese contexto, empezamos a pensar en un protocolo y más tarde le presentamos a (el presidente de Diputados bonaerense) Manuel (Mosca) la propuesta porque creímos que había que avanzar en cuestiones legislativas».

Fuente: DIB