Es una realidad, miles de personas viajan todos los días a la Capital Federal. Ya sea para estudiar, trabajar o hacer algún trámite son muchos los ciudadanos que cada mañana emprenden el camino al centro de la Ciudad. Y en el caso de Pilar ese viaje se hace cada vez más difícil de afrontar: el costo fijo mensual supera los $15.000, sumando peajes, estacionamiento y combustible.

El aumento de la nafta es uno de los factores que más influyen sobre ese monto. Tras la suba del mes de marzo el litro de super ya acumula entre un 50% y un 60% interanual de aumento y ronda los $40. Siendo conservadores, quienes viajan de lunes a viernes, gastan un tanque entero por semana, lo que equivale a $1800 y $7200 mensuales. Cuando asumió el gobierno de cambiemos el litro de nafta super rondaba los $14, lo que indica, en algo más de tres años de gestión, un aumento del 185% al día de hoy.

A eso se agregan los costos de peaje, que también subieron. Desde este año, el ramal Pilar de la Panamericana cuesta $75 en los horarios más utilizados: de 6 a 10 a la mañana y de 16 a 20 por la tarde. Es decir, que pasar diariamente por las cabinas insume unos $3000 al mes para cualquier vecino. Y finalmente, se suman los valores de estacionamiento, que en la Capital no bajan de los $4000.

Es decir, que la realidad de los aumentos se convierte en una situación más que complicada para los pilarenses que deben viajar a diario a la Capital. Y en una peor para aquellos que hasta hace poco contaban con la posibilidad de buscar un empleo en la Ciudad, a quienes ahora ya no les dan las cuentas.