La privatización de un predio estatal calienta la campaña electoral pilarense. A sólo 58 días de la elección, y después de perder por 15 puntos de diferencia contra el candidato del Frente de Todos, Federico Achával; Nicolás Ducoté volvió a poner a la opinión pública en su contra.

La polémica es por la venta de los terrenos del Instituto Carlos Pellegrini, un predio de 70 hectáreas que hace más de 100 años forma parte del patrimonio municipal, y que representa uno de los pulmones verdes más importantes de Pilar, además de un espacio histórico. El edificio fue donado al Estado nacional a principios de 1900 en homenaje al ex presidente Carlos Pellegrini, para ser utilizado con fines educativos.

Pero, hace unos meses se encendió la primer alarma cuando el jefe comunal macrista firmó un Convenio con la Agencia de Administración de Bienes del Estado (ABBE) en el que autorizó el ingreso de capitales privados a los terrenos. Ya en ese entonces, desde la oposición, Federico Achával y su bloque de concejales, advirtieron las intenciones del Intendente Ducoté de privatizar el predio y junto a la comunidad de Pilar y a ex alumnos del Instituto, iniciaron una campaña para defender el futuro del Pellegrini.

Aunque en ese momento el Intendente PRO negó rotundamente las acusaciones, esta semana sorpresivamente ingresaron máquinas al predio que comenzaron a hacer trabajos de desmonte y quema de árboles sobre algunas hectáreas del terreno, lo que provocó que se vuelva a desatar el escándalo y a enfrentar a ambos candidatos. Ducoté intenta desligarse de su responsabilidad y dice que quiere preservar el predio, pero la gente ya no le cree.

Desde la vereda de enfrente Achával presentó un repudio ante el Concejo Deliberante y afirmó que «Ducoté diseñó un cuidadoso plan para poder engañar a los vecinos de Pilar y vender 16 hectáreas del Pellegrini». Refiriéndose al debate que se había desatado meses atrás, el candidato del Frente de Todos posteó en su cuenta de Twitter: «Una vez más mienten. Ducoté le prometió a los pilarenses que no iba a subastar este predio y a dos meses de dejar el gobierno quiere dejar la tierra arrasada».

Achával, que no sólo resultó el principal ganador de las PASO sino que también se convirtió en uno de los grandes defensores de la causa dijo que «Desde nuestro lugar vamos a seguir defendiendo a los pilarenses y cuidando su patrimonio. En ese predio están los sueños y el futuro de muchos ciudadanos y no vamos a dejar que Ducoté los destruya».