Mientras avanzan las causas que investigan amenazas de bomba en escuelas bonaerenses, nuevos falsos llamados volvieron a complicar las clases en las últimas semanas en varios establecimientos de la provincia de Buenos Aires.

Por ejemplo, en Junín, la Escuela Media Nº7 (ex Colegio Comercial) sufrió dos llamados en poco más de una semana, lo que obligó a las autoridades a evacuar el edificio a la espera de que personal de explosivos revise el lugar.

Cabe recordar que la Fiscalía de Estado bonaerense se presentó entre 2018 y este año como particular damnificado en 1051 causas por amenazas de bombas a colegios bonaerenses. Y si bien los llamados no se dan con la misma magnitud que el año pasado, las amenazas sufridas en las últimas horas vuelven a preocupar en distritos bonaerenses.

Asimismo, en Zárate hubo dos llamados en los últimos días: uno en la escuela técnica N° 1, amenaza que llegó a través del Comando de Patrullas de Zárate y otra en el Instituto San Francisco de Asis. Y en San Antonio de Areco, la Brigada Antiexplosivos se hizo presente en el Colegio San Antonio tras un llamado al 911, y constató que se trataba de otra «broma telefónica». La semana pasada también hubo un llamado intimidatorio en el Colegio Santos Tesei de Hurlingham.

En General Rodríguez, en tanto, la denuncia por una amenaza de bomba la presentó el propio intendente Darío Kubar, en la Fiscalía N° 10 por un llamado realizado al colegio Parroquial San Carlos de Borromeo, que generó conmoción en la institución y obligó a evacuar a los alumnos.

El retorno de las amenazas a las escuelas coincidió con los llamados intimidatorios realizados a la Legislatura bonaerense, al Congreso de la Nación, a la Casa Rosada, y a las estaciones de Retiro y Constitución, donde alrededor de 150.000 personas interrumpieron su viaje.

En la gran mayoría de los más de 1.000 expedientes que se tramitan en la provincia por amenaza de bomba en establecimientos educativos, los responsables son menores de edad, por lo que los padres son los que deben responder en esos casos.

Cabe señalar que la semana pasada, la Justicia procesó a la madre de un adolescente involucrado en este tipo de llamados al Colegio Secundario 3 «Manuel Belgrano» de la localidad bonaerense de Lincoln realizado en 2018, quien deberá pagar una multa.

El Estado provincial «sufre un perjuicio ante cada amenaza porque desarrolla operativos de desalojo de alumnos y docentes con policía y SAME; además, despliega un escuadrón antiexplosivos para que revise las instalaciones», señalaron desde la Fiscalía de Estado, que estimó en $ 60.000 las pérdidas ocasionadas en cada caso.

Fuente: DIB