lunes 22 de julio de 2024 - Edición Nº2056

ATR

crisis

Pocas reservas, viajes cortos y austeridad: el turismo registró una preocupante caída en el primer finde largo de junio

Cifras difundidas por la CAME tras el primer finde largo de junio dan cuenta de una importante baja en el turismo local y crece la preocupación en el sector.



Durante el primer fin de semana largo de junio, con motivo de la conmemación del fallecimiento del General Miguel de Güemes, el turismo local registró cifras inferiores a las que dejó el mismo feriado en 2023, tanto en cantidad de viajantes, como en tiempo de estadía y gasto promedio.

Según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), viajaron 802 mil personas y gastaron 81.464 millones de pesos. La cantidad de viajantes fue muy inferior al año pasado pero desde la entidad aclararon que el de 2023 fue un feriado distinto, ya que duró cuatro días y no fue seguido por otro fin de semana largo, como el que habrá a partir del 20 de junio y hasta el 23, con motivo de la conmemoración de la muerte del General Manuel Belgrano.

Los 81.464 millones de pesos que se gastaton durante este fin de semana largo estuvieron repartidos en alimentos, bebidas, alojamiento, transporte, recreación y compras diversas. Con el Día del Padre como atractivo principal, hubo primordialmente movimiento hacia lugares cercanos y visitas más familiares que vacacionales.

Los turistas gastaron en promedio 50.788 pesos diarios, 3,4% menos que en la misma fecha de 2023 (a precios reales) y tuvo una estadía media de 2 días, que también resultó por debajo de lo que es habitual en un fin de semana de 3 días (suele ser entre 2,2 y 2.5).

El informe que muestra un preocupante panorama para el turismo

A las críticas cifras informadas por la CAME se suma un preocupante informe elaborado por el Frente Renovador que da cuenta de "una crisis turística sin precedentes": "Las ciudades turísticas clave registran ocupaciones hoteleras por debajo del 20% y la gastronomía sufre una caída interanual del 12%. La temporada de verano pasada registró un desplome del 18%.

Según el relevamiento del Frente Renovador, durante la temporada baja, en Bariloche las reservas cayeron estrepitosamente hasta ubicarse en el 20%. En Pinamar, más del 50% de los comercios que abren durante el año no lo hicieron en este fin de semana largo. Por su parte, en Mar del Plata, las reservas para el primer fin de semana largo de junio fueron del 35% mientras que para el próximo finde largo son del 65%.

En sintonía con la caída de las reservas hoteleras, los sectores vinculados al turismo como la gastronomía y el esparcimiento sufren por la escasa demanda. Según informó Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA), se perdió el 12% de los ingresos.

Entre los motivos de la caída mencionaron: el ajuste generalizado que restó poder adquisitivo a los turistas, el aumento indiscriminado de tarifas y también la suba exorbitante de los alquileres. Todos factores que "han puesto aún más presión sobre los costos de mantenimiento", según informaron desde FEHGRA al Frente Renovador.

La situación ha llevado al sector turístico a calificar la presente temporada baja como "la peor de la historia" y a alertar que la situación "está llevando a muchos negocios al borde del cierre".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: