domingo 16 de junio de 2024 - Edición Nº2020

Ciudades

Gremiales 

Se recrudece la protesta de los municipales en Mar del Plata con un “ruidazo” diario y cese de tareas el viernes

El sindicato continúa exigiendo una recomposición salarial, luego del aumento del 10% que otorgó por decreto el Ejecutivo frente al 35% que exigían los trabajadores



En medio de las tensiones generadas entre el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) y el Gobierno local a cargo de Guillermo Montenegro, el personal anunció medidas de fuerza para esta semana que incluyen un “ruidazo” diario y un paro el viernes con asistencia a los lugares de trabajo.

El principal pedido es por la recomposición salarial, luego del aumento del 10%, retroactivo a abril, que otorgó por decreto el Ejecutivo (el STM exigía un 35%). El sindicato también cuestiona la “política de ajuste” y la “vulneración de los derechos laborales” de los municipales, que la administración de Montenegro busca declarar “trabajadores esenciales” para evitar las huelgas.

La modalidad de “ruidazo” fue decidida luego de una reunión entre los integrantes del sindicato. “Se determinó un ‘ruidazo’ desde este martes y hasta el viernes. Visibilizaremos y haremos oír nuestro reclamo durante media hora en cada lugar de trabajo. Además, el viernes habrá una retención de servicios por 24 horas en los lugares de trabajo. Siempre garantizando las guardias mínimas”, señalaron fuentes del STM a medios locales

Agregaron: “El intendente tiene que entender que no está en contra del gremio, sino de todos los trabajadores y todas las trabajadoras municipales con esta política de ajuste, imposición salarial por decreto y vulneración de los derechos laborales”.

“A matar o morir”

La disputa tuvo su mayor momento de tensión hace 15 días cuando el sindicato anunció un plan de lucha “a matar o morir” por la situación crítica que atraviesan los servicios que brinda la Municipalidad, a lo que Guillermo Montenegro contestó en conferencia de prensa. “No es un agravio al equipo de gestión o a mí, es a los marplatenses. El agravio personal no me preocupa”, estimó el intendente.

En paralelo a la falta de acuerdo en la paritaria, que desembocó en el aumento del 10% a comienzos de mayo, el Ejecutivo presentó un proyecto, aún en tratamiento en el Concejo Deliberante, para declarar “esenciales” a los municipales. La iniciativa, en caso de transformarse en ordenanza, generaría que los trabajadores no puedan hacer paros.

En otra cuestión que también recrudeció la disputa entre la gestión local y la Gobernación, Montenegro vapuleó el nuevo convenio colectivo de trabajo (CCT) de los municipales, que fue homologado por el Ministerio de Trabajo bonaerense.

El intendente señaló que el nuevo CCT establece la obligación de que el cargo municipal sea “heredado por el hijo mayor o la mujer”, como si fuera un “título de nobleza”, además de otros aspectos como “la recategorización obligatoria”, y apuntó contra la cantidad de días de vacaciones para los trabajadores.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: