domingo 16 de junio de 2024 - Edición Nº2020

Provincia

Preocupación 

Con la amenaza de que se vuelva una ruta del narcotráfico, Provincia busca terminar una obra vial abandonada por Nación

Se trata de la Autopista Presidente Perón, un corredor que une a ocho distritos del conurbano



El Gobierno bonaerense creó este lunes un consorcio de desarrollo para culminar trabajos en la Autopista Presidente Perón, luego de que el Estado nacional abandonara las obras que le corresponden y ante el temor de que esa vía se transforme en “un cordón vinculado al narcotráfico”.

A través del decreto 641 publicado hoy en el Boletín Oficial bonaerense, la gestión de Axel Kicillof creó el Consorcio de Gestión y Desarrollo de la Autopista Presidente Perón. Este ente estará integrado por la Provincia y los municipios vinculados a la traza (Berazategui, Ezeiza, Florencio Varela, Ituzaingó, La Matanza, Merlo, Presidente Perón y San Vicente).

La Autopista Presidente Perón es un corredor, aún en ejecución, que abarca unos 106 kilómetros de extensión entre su cruce con el Camino del Buen Ayre y la Autovía 2.

El ministro de Gobierno bonaerense, Carlos Bianco, sostuvo hoy en conferencia de prensa que “durante el mandato anterior se avanzó sostenidamente en la construcción de la autopista” y “ya hay finalizados 52 kilómetros”, pero que “faltan terminar 6 kilómetros entre el Camino del Buen Ayre y Merlo y unos 25 kilómetros desde la ruta 210 en Guernica hasta la ruta 2”.

El funcionario de Kicillof explicó que se trata de una obra del Gobierno nacional y que los dos tramos pendientes no están siendo llevados adelante por la gestión de Javier Milei, por lo que “hoy en día es una ruta que está literalmente abandonada”.

En este marco, explicó que la vía está transitable, pero “sin iluminación, sin construcción de las colectoras, sin ningún tipo de control de seguridad vial ni de seguridad en términos generales”, por lo que “se está transformando en un corredor vinculado al narcotráfico”.

Bianco indicó que la primera acción del consorcio será “solicitarle al Gobierno nacional que nos traspase a la Provincia la operación, el mantenimiento y la finalización de las obras”. “Lo que más nos preocupa es el tema de seguridad. Hoy no hay fuerzas federales. Nadie controla lo que pasa en la traza”, insistió.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: