jueves 20 de junio de 2024 - Edición Nº2024

ATR

Elecciones 

Los Colegios de Martilleros bonaerenses van a las urnas en plena crisis del sector

Se avecinan elecciones en buena parte de los colegios de martilleros de la Provincia de Buenos Aires y los profesionales se debaten entre el “piloto automático” y los nuevos enfoques.



En la Provincia de Buenos Aires hay unos 20 colegios departamentales de martilleros, nucleados en el Colegio de Martilleros de la Provincia. En buena parte de ellos se eligen próximamente autoridades y los profesionales se debaten entre continuar por la misma línea o apostar por quienes pregonan nuevos enfoques.

En la mayoría de las jurisdicciones provinciales, los presidentes de los colegios llevan entre 10 y 26 años en sus cargos. Y frente a eventuales continuidades, cada vez son más los que prefieren que aparezcan otros nombres y, sobre todo, otras maneras de encarar la profesión.

En concreto, son 10 los colegios en los que no hay renovación de comisiones directivas desde hace décadas. Entre ellos, el Colegio de Martilleros de Pergamino, que tiene al frente a Norberto Fabián Acerbo desde 1998; el Colegio de Martilleros de Lomas de Zamora, presidido desde 2002 por Juan Carlos Donsanto; el Colegio de Martilleros de Bahía Blanca, que tiene como presidente a Carlos Esteban desde 2004; y el Colegio de Martilleros de La Plata, dirigido por Aníbal Fortuna desde 2006.

Del mismo modo, Daniel Di Palma y José María Sacco presiden desde 2008 los colegios de Junín y San Martín, respectivamente, al tiempo que Luis Eusebio Colao y Roberto Spallanzini están en sus cargos desde 2012 en los colegios de Mercedes y Morón. Por su parte, Estela Blaser de Attwell dirige el Colegio de Martilleros de Moreno y General Rodríguez desde 2010, mientras que el presidente del de Zárate-Campana, Carlos Terragno, está desde 2014.

También el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la Provincia de Buenos Aires elige este año autoridades, aunque lo cierto es que tiene al frente a Juan Carlos Donsanto desde 2003.

Frente a un escenario global y local cambiante, muchos corredores entienden que el mercado exige reinterpretar las necesidades de los clientes y diseñar nuevos formatos de negocios. Sin embargo, muchos colegios de martilleros y corredores públicos de las distintas jurisdicciones bonaerenses parecen proponer soluciones antiguas para desafíos nuevos.

Por eso, las próximas elecciones que se celebrarán en la mayoría de los colegios pueden resultar un buen termómetro de ese debate interno que se viene dando puertas adentro del sector. De todos modos, muchos profesionales advierten que el cambio no será fácil. De hecho, las elecciones suelen pasar desapercibidas, porque abundan las listas únicas, y las “reelecciones” son un mero trámite administrativo. 

En general, las comisiones directivas de los colegios han encarado una política retrógrada ligada al corporativismo y la atomización del sector. Los colegiados vienen criticando fuertemente la falta de políticas institucionales que permitan desarrollar el sector y la infructuosa actitud persecutoria de los colegios ante las nuevas formas de trabajo y las plataformas tecnológicas.

También apuntan contra la falta de acción para encontrar una salida a la frágil situación de las inmobiliarias más chicas ante la crisis y, sobre todo, a las dificultades que encuentran los egresados de las carreras de corredores y martilleros para insertarse en el mercado laboral. Asimismo, los profesionales se quejan por los altos montos de las cuotas de matriculación, la poca inversión en la capacitación, las magras prestaciones de las jubilaciones y ciertos gastos superfluos, como las ostentosas fiestas de fin de año y los sorteos de automóviles.

En contrapartida, la apuesta por la innovación tecnológica, el trabajo colaborativo y brindar mejores experiencias a los clientes viene pisando fuerte. Las viejas prácticas y la actitud corporativa y persecutoria de los colegios ante las nuevas formas de desarrollar el trabajo parecen tener los días contados. Los protagonistas de los “nuevos aires” del sector saben que falta mucho camino por recorrer. Quizás las decisiones en las urnas comiencen por inclinar la balanza.


 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: