sábado 03 de junio de 2023 - Edición Nº1641

Ciudades

DENUNCIA

Envenenamiento masivo de perros en Magdalena

Según indicó el abogado de las familias hay pruebas suficientes para inculpar por el hecho a un militar retirado del barrio



El sábado pasado a la ma en una zona de quintas del municipio bonaerense de Magdalena 15 perros fuerons envenenados de manera intencional, sobre las calles Saavedra, entre Ruiz y Tandil. El abogado de las familias cuyos perros fueron envenenados aseguró hoy que existen "pruebas fuertes" para inculpar por ese hecho a un militar retirado "con evidentes problemas psicológicos" y adelantó que "hay que meterlo preso porque podría haber matado a un niño".

"Hay prueba testimonial y científica, sumada a denuncias previas en contra de esta persona, que dan cuenta de que envenenó de manera intencional a las 15 mascotas", aseguró el abogado Juan Manuel Fontana.

El sábado a la mañana se registró en esa ciudad, un envenenamiento masivo de perros, hecho que conmocionó a los vecinos.

El primer perro que fue hallado muerto por sus dueños -la familia de Christian Chiappesoni- y con claros signos de envenenamiento fue "Homero", un Golden Retriever color marrón de dos años y medio de edad.

En la denuncia -radicada ante la UFI N° 11 del Departamento Judicial La Plata y a la que tuvo acceso esta agencia- se indicó que el animal fallecido estaba debajo de un árbol con sangre en el hocico y se apuntó que la veterinaria de la mascota señaló que tenía los típicos signos de envenenamiento.

El impacto de la tragedia fue mayor al descubrirse que otros vecinos de la zona también habían perdido a sus mascotas en circunstancias similares: en todos los casos, los dueños de los perros hallaron latas de aluminio envueltas bolsas de nylon con un líquido en su interior.

Fuentes policiales indicaron que los residentes de Magdalena sospechan de un vecino de unos 50 años cuyas iniciales son R.G., quien podría haber llevado a cabo esos actos como una "venganza", porque los perros merodeaban sus animales de granja.

"Hay fuertes indicios para acusar a esta persona, que trabaja en la escuela hípica de Magdalena y que ya había discutido con el dueño del Golden diciendo que no quería que los perros del barrio merodearan ni molestaran a sus gansos", señaló Fontana.

El letrado agregó que al vecino "no lo quiere nadie", indicó que tiene "evidentes problemas psicológicos" y apuntó "es una persona vinculada a lo rural y puede conseguir agroquímicos difíciles de conseguir".

"Los perros murieron por comer de una lata órganos fosforados que ahora están siendo periciados. Son tripas envenenadas que la persona distribuyó dentro de latas por ocho manzanas de todo el barrio. Esta persona tiene antecedentes de haber matado animales con la misma metodología, ya declararon varias personas, hay testimonios fuertes y denuncias previas", señaló Fontana.

Si bien la causa fue caratulada como "infracción a la Ley Sarmiento 14.346", que dispone penas menores ante la crueldad animal, el abogado busca ahora probar que hubo violación al artículo 200 del Código Penal, que reprime con reclusión o prisión de tres a diez años a quien envenene o adultere de un modo peligroso para la "salud, aguas potables o sustancias alimenticias o medicinales, destinadas al uso público o al consumo de una colectividad de personas".

"Cuando vos envenenas alimentos que pueden ser consumidos por humanos, pones en resto la vida de personas y, por eso, queremos meterlo preso", dijo Fontana a Télam y reconoció que "el pueblo está conmocionado, con niñas y niños destrozados por la pérdida de sus mascotas".

En ese sentido, la dueña del perro Homero dijo hoy al canal C5N: "Necesitamos hacer justicia. Pensemos en el daño que hizo a los animales, debe pagar. La justicia debe actuar" y rememoró que "teníamos dos perros: Pedro y Homero, que se nos escapó. Salimos a buscarlo y lo vimos tirado en el piso en pésimas situaciones. No puedo creer que haya gente tan cruel".

En tanto, la dueña de otro de los animales fallecidos contó que el viernes había desaparecido su mascota y que el sábado la habían encontrado envenenada, "con los mismos signos que el resto".

"Nos dimos cuenta de que algo estaba pasando. Hay un peligro potencial hacia los nenes porque colocan el veneno en la puerta y al costado de las casas", expresó esa vecina y planteó: "Estamos en un sector de quintas en los que está lleno de perros".

En declaraciones televisivas, el veterinario Juan Enrique Romero afirmó que al sospechoso "no lo quiere nadie" en Magdalena y pidió que "la Justicia actúe porque ese individuo debe ser violento también con chicos, ancianos y mujeres".

Temas de esta nota:

PERROSENVENENAMIENTOMAGDALENA

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: