martes 25 de junio de 2024 - Edición Nº2029

ATR

8m

Economía e INDEC lanzan el Índice Crianza que medirá costo de los bienes esenciales y el cuidado de niños, niñas y adolescentes

Su metodología de estimación será desarrollada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina, y estará compuesto por el costo de provisión de bienes y servicios esenciales para la primera infancia, la niñez y la adolescencia, y el costo del cuidado de niños/as.



En el marco del Día Internacional de la Mujer, el ministro de Economía Sergio Massa, anunció hoy desde el auditorio del Banco Nación, la construcción del Índice Crianza (IC) junto con la directora nacional de Economía, Igualdad y Género, Sol Prieto. Su metodología de estimación será desarrollada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina, y estará compuesto por el costo de provisión de bienes y servicios esenciales para la primera infancia, la niñez y la adolescencia, y el costo del cuidado de niños/as.

También participaron del acto la presidenta de AYSA, Malena Galmarini; la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Ayelén Mazzina Guiñazú; la titular del Banco Nación, Silvina Batakis, y el representante adjunto de Unicef Argentina, Sebastián Waisgrais.

El Índice de Crianza (IC) es una herramienta que permitirá contribuir a la organización y planificación familiar y a la gestión de los cuidados. Además, es un valor de referencia para saber cuánto destinan las familias a alimentar, vestir, garantizar vivienda, trasladar y cuidar niños, niñas y adolescentes. En materia de datos y estadísticas se trata de una herramienta pionera, ya que constituye el primer dato oficial de este tipo.

Durante el encuentro, Massa le pidió a la Corte Suprema de Justicia que, "a partir de la publicación del Índice de Crianza, saque una Acordada que establezca como obligatoria su aplicación por parte de la Justicia de familia para que nosotros asumamos la responsabilidad de dar certeza, la Justicia asuma la responsabilidad de dar certeza, los papás cumplan con sus obligaciones. Eso nos va a hacer una sociedad mejor y nos va a permitir que vivamos todos mucho más seguro”.

“Tomamos la decisión de impulsar el Índice de Crianza y no es ni más ni menos que decirle al Estado, a la justicia, a la sociedad toda que esos chicos, esos 3 millones de chicos, van a la escuela, necesitan transporte, comen todos los días, muchas veces quieren divertirse, entretenerse y no puede ser que estén sometidos a que la mamá tenga que andar pidiendo prestados o tenga, como tienen 4 de cada 10 de esas mujeres, un nivel de endeudamiento más alto que el promedio de la sociedad argentina en las instituciones financieras porque tienen que palear ese problema endeudándose”, afirmó el ministro.

A través del IC se podrá informar a jueces, abogados y organismos que trabajan con infancias y juventudes para que se cumplan sus derechos. El índice también es un instrumento para prever la gestión y el costo de los cuidados. Por esto, resulta especialmente útil para distribuir los gastos de crianza de forma más igualitaria, especialmente en los procesos de separación de las parejas o luego de la separación.

Por su parte, la directora nacional de Economía, Igualdad y Género afirmó que la deuda de obligación alimentaria, más allá de ser un drama familiar, es un problema económico que requiere de una respuesta política. 

"Hoy estamos dando una respuesta, y esto es posible gracias a la decisión política de todos los actores y actrices involucrados, empezando por nuestro Ministro de Economía, y trabajando con la Ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, el INDEC, y el equipo de Malena que empujó con mucha fuerza esta agenda. Porque podemos tener muchas ideas, pero sin decisión política nada de esto sería posible. Hoy estamos acá para decir que el problema de los hogares monomarentales es un problema económico y que la economía de los cuidados también es la economía" agregó Prieto.

Cabe destacar que en el 3er trimestre de 2022 hubo más de 1.600.000 mujeres a cargo de hogares con niños/as y sin presencia de cónyuge (monomarentales). Esto representa al 11,7% del total de hogares. Además, se estima que en estos hogares viven más de 3.000.000 niños/as. Se informa demás que, entre las jefas de estos hogares, el 27,4% tuvo ingresos por debajo de la línea de pobreza y el 5,3% tuvo ingresos menores a la línea de indigencia.

De acuerdo a datos de UNICEF (2022), el 50,2% de los hogares en los que no vive el padre de los/as niños/as no recibió dinero en concepto de manutención en los últimos 6 meses, y el 12,0% sólo recibió manutención algunos meses. Es decir, 3 de cada 5 hogares a cargo de mujeres no reciben la obligación alimentaria en tiempo y forma. En tanto, el 59% de los hogares monomarentales destina más de la mitad o casi todos sus ingresos al pago de deudas o atrasos (CEPAL y DNEIyG, 2023), mientras que el 73% de estos hogares usa el crédito para comprar comida o medicamentos.
De esta forma, ambos indicadores interrumpieron las caídas que habían registrado en los últimos meses en la serie desestacionalizada (en la comparación contra el mes anterior).

En enero de 2023, catorce de las dieciséis divisiones de la industria manufacturera presentaron subas interanuales, lideradas por “Alimentos y bebidas”, 9,1%; “Industrias metálicas básicas”, 8,9%; “Vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes”, 24,8%.

Con menores subas se ubicaron “Productos de metal”, 15,2%; “Productos de caucho y plástico”, 10,3%; “Prendas de vestir, cuero y calzado”, 12,0%; “Productos minerales no metálicos”, 7,3%; “Refinación del petróleo, coque y combustible nuclear”, 8,3%; “Muebles y colchones, y otras industrias manufactureras”, 10,5%; “Maquinaria y equipo”, 6,1%; “Productos textiles”, 5,8%; “Productos de tabaco”, 5,4%; “Madera, papel, edición e impresión”, 0,1%; y “Otros equipos, aparatos e instrumentos”, 0,3%.

En el otro extremo, mostraron disminuciones las divisiones de “Sustancias y productos químicos”, 4,5%; y “Otro equipo de transporte”, 3,3%.

En el caso del consumo aparente de los insumos para la construcción en enero de 2023, las mayores subas, con relación a igual mes del año anterior, se registraron en hormigón elaborado, 26,3%; en el resto de los insumos (incluye grifería, tubos de acero sin costura y vidrio para construcción), 15,8%; y yeso, 11,4%.

También se registraron subas en placas de yeso, 10,9%; mosaicos graníticos y calcáreos, 10,4%; cemento portland, 9,2%; asfalto, 7,9%; pinturas para construcción, 5%; y en hierro redondo y aceros para la construcción, 2,7%.

En tanto, se observan bajas de 26% en pisos y revestimientos cerámicos; 20,8% en artículos sanitarios de cerámica; 13,5% en ladrillos huecos; y 8,7% en cales.

Como complemento de los datos del ISAC, el Indec publica información sobre los puestos de trabajo registrados en la actividad de la construcción en el sector privado, en referencia a los puestos de trabajo sobre los que se efectúan aportes y contribuciones al sistema previsional.

En diciembre de 2022, este indicador registró una suba de 15,8% con respecto al mismo mes del año anterior; y, en el acumulado de 2022, este indicador presentó una suba de 16,0% con respecto al mismo período del año anterior.

En tanto, la superficie a construir, autorizada por los permisos de edificación otorgados para la ejecución de obras privadas en una nómina representativa de 176 municipios, registró en diciembre de 2022 una baja de 31,2% con respecto al mismo mes del año anterior.

La superficie autorizada acumulada durante 2022 registró una baja de 9,2% con respecto al mismo período del año anterior.

En cuanto a las perspectivas del sector para el período febrero-abril de 2023, la encuesta cualitativa de la construcción, realizada a grandes empresas, muestra expectativas dispares con respecto al nivel de actividad esperado para el período, según se dediquen a realizar principalmente obras privadas o públicas.

En efecto, 63,4% de las empresas que realizan principalmente obras privadas prevé que el nivel de actividad del sector no cambiará durante los próximos tres meses, mientras que 19,7% estima que disminuirá y 16,9%, que aumentará.

Y, entre las empresas dedicadas fundamentalmente a la obra pública, 47,8% opina que el nivel de la actividad no cambiará durante el período febrero 2023-abril 2023, mientras el 33,3% cree que aumentará y 18,9%, que disminuirá.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: