sábado 26 de noviembre de 2022 - Edición Nº1452

Opinión

Qatar2022

Ya se le fue el estigma a Lionel Messi de no haber ganado nada con la selección

Leonel García, exjugador de Deportivo Merlo, volvió a tener un paso por el club como entrenador, donde consiguió jugar el reducido que luego perdió por penales. Dejo el cargo de entrenador a mediados de mayo de este año, para vincularse con Deportivo Flandria donde llego a ser ayudante de entrenador de Felipe De La Riva.


por Leonel Garcia


Veo a Argentina con muchas posibilidades de estar entre los ganadores del mundial o llegar a instancias finales, eso es lo que marca la lógica del futbol, del presente, las eliminatorias y el haber obtenido la copa América, del nivel superlativo en cuanto al funcionamiento colectivo y al nivel superlativo que están sosteniendo en sus clubes los integrantes de este equipo.

El recambio es muy rico, es un plantel rico y de mucha jerarquía. Hay infinidad de variantes de acuerdo al gusto del entrenador y al modo o al funcionamiento de juego. La selección tiene jugadores verticales, tiene jugadores que se asocian constantemente, tiene jugadores que ya tienen recorrido en otras copas mundiales y muchas finales jugadas están jugando en clubes en la élite mundial. Creo que el gran recambio es empezando desde el arco, el arquero ha mostrado mucho aplomo, mucha solides y mucha solvencia, trasmite confianza a la línea de cuatro. La saga de laterales, volantes y extremos o puntas, tambien tienen plan B en el banco. 

Todos los equipos que logran títulos no es por casualidad. Están funcionando, tienen valores grupales, es un equipo sólido, tiene una idea de juego, un equipo que ilusiona primero porque recupera bien, segundo porque maneja bien los tiempos de partido y trabaja mucho la presión tas perdida. 

No se puede pasar por alto que, sobre todo, tenemos al mejor jugador de mundo. Se lo ve muy mentalizado, muy enchufado. Ya se le fue el estigma a Lionel Messi de no haber ganado nada con la selección, gano la copa América, que lo descomprimió a él y descomprimió a una generación. Que era una generación que había perdido dos finales de copa América, que se retiró invicto de un torneó continental y lo perdió por penales. Fue una lástima para todos los que amamos el futbol.

Ahora creo que es un momento único y como también lo fue en el 2014, que en esa final superamos ampliamente a Alemania y nos merecíamos llevarnos la copa del mundo. Espero que ahora se nos dé. Ahora creo que el desafío pasa no por las condiciones técnicas de los jugadores, ya no por el funcionamiento del equipo, pasa de la parte emocional y grupal en cuanto como encaren cada competencia, si lo encaran como tiene que ser, si realmente lo hacen con responsabilidad, amor a la camiseta y al futbol, yo creo que tenemos muchas chances de que venga esa copa a casa.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: