Tras varios días de idas y vueltas y cruces de fuertes declaraciones, el oficialismo y la oposición llegaron a un acuerdo para aprobar el pedido de endeudamiento de $ 28.000 millones y 500 millones de dólares solicitado por el gobernador Axel Kicillof, que será refrendado por la Legislatura en los próximos minutos. El oficialismo cedió y postergó el pago de una deuda por $ 4.500 millones. Además, otorgará a municipios $ 3.000 millones para sueldos y comenzará a ejecutar el Fondo de Infraestructura.

El trabajoso acuerdo, negociado hasta último minuto, ayer implica una mayor inyección de recursos para las comunas y la prórroga en el pago de los $ 4.500 millones volcados a las comunas durante los primeros meses de la emergencia por el coronavirus. 

El proyecto de Ley enviado por el Ejecutivo prevé la autorización de toma de deuda por un monto de hasta 500 millones de dólares y $ 28.000 millones ($ 20 mil millones para emitir bonos para proveedores y $ 8 mil millones en Letras del Tesoro provincial).

La aprobación del nuevo endeudamiento se forjó durante la tarde de ayer en una reunión entre el ministro de Hacienda y Finanzas bonaerense, Pablo López, con los intendentes de La Plata, Julio Garro; Tres de Febrero, Diego Valenzuela; y Trenque Lauquen, Miguel Fernández (todos de Juntos por el Cambio) y legisladores del oficialismo y la oposición. Concretamente, se acordó la creación del “Fondo Covid”, una asistencia de $ 3.000 millones para todas las comunas, que se repartirá en dos cuotas de $ 1.500 millones en agosto y septiembre y serán destinadas al pago de sueldos y gastos corrientes, sin compromiso de devolución. 

En tanto, también se acordó postergar hasta enero de 2021 la devolución de los $ 4.500 millones prestados por la Provincia a “tasa 0”, y se extendió el plan de pagos hasta 18 cuotas. Este era uno de los principales pedidos de los intendentes tanto de la oposición como el oficialismo, ya que el préstamo debía comenzar a devolverse en septiembre, y las comunas siguen con los mismos problemas financieros que cuando accedieron al crédito.

Finalmente, la Provincia también se comprometió a saldar este año la deuda que mantiene con las comunas por fondos coparticipables no girados (que representa unos $ 1.300 millones solo para municipios de Juntos por el Cambio) en los últimos años.

Y se acordó comenzar a ejecutar el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), un mecanismo contemplado a principios de año, en el primer pedido de endeudamiento aprobado por la Legislatura a Kicillof, pero que aún no se puso en marcha.

Según se acordó, se conformará una mesa de trabajo para comenzar a otorgar el financiamiento del anticipo del 30 % de las obras solicitadas por los municipios, que se encuentren formalmente en condiciones de comenzar a ejecutarse. Para ello, la semana que viene.

Fuente: DIB

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí