Las lluvias que se pronostican para el próximo fin de semana en la provincia de Buenos Aires podrían perjudicar a más de un millón y medio de hectáreas sembradas de trigo, según reveló hoy un informe de la Guia Estratégica para el Agro (GEA).

El trabajo destacó que en el norte bonaerense se registra un avance de cosecha del 90%, pero en el centro-oeste, “se cosechó solo un 25% y recién se está comenzando la trilla en la región central”.

“En todo el territorio bonaerense restan por cosechar 1,55 millón de hectáreas de un total cultivado de 2,59 millones de hectáreas de trigo. Puede haber efectos adversos en la calidad de la mercadería que resta por recolectar, y en parte también afectarse el rinde, en función del desarrollo que tenga el evento”, resaltó el estudio de la GEA.

Fuente: DIB