El gobierno de Axel Kicillof ya charla de manera informal con referentes gremiales del sector estatal,  desde donde advirtieron que los sueldos están fuertemente retrasados y afirmaron que el salarial es uno de los puntos principales a discutir.

Según se pudo saber por fuentes sindicales, desde el Ejecutivo bonaerense se contactaron ayer con UPCN y en las próximas horas habría nuevos diálogos entre el titular del gremio, Carlos Quintana, y funcionarios cercanos a Kicillof.

La mayor preocupación del gremio está vinculada a lo salarial (advierten que están unos 20 puntos debajo de la inflación), aunque también generan inquietud otros temas.

«Hay una preocupación puntual con la desaparición del área de cultura (en el nuevo organigrama quedó como una subsecretaría dentro del Ministerio de Producción)», señalaron. Y agregaron: «Queremos que vuelva, como mínimo, al rango de Instituto Cultural».

En ATE, el otro gremio grande de los estatales, se vienen mostrando inquietos por la incertidumbre sobre continuidad laboral de unos 11 mil trabajadores, cuyos contratos finalizan el 31 de diciembre.

De ese total, unos 6.000 podrían prorrogarse hasta que se vote el nuevo Presupuesto, mientras que los restantes podrían extenderse hasta mayo en el marco de la Emergencia Administrativa y Tecnológica (14.815), que ampara y justifica la modalidad de contratos autónomos.

Fuente: DIB