El gobernador Axel Kicillof sostuvo hoy en conferencia de prensa, con intendentes oficialistas y opositores para dar un mensaje de “unidad”, que avanzar en nuevas aperturas es un “error”, sostuvo que estamos en un “momento crucial” de la pandemia, al tiempo que dijo que la situación en el AMBA es de “una estabilidad tremendamente frágil” y consideró que la tendencia creciente de contagios volvió a consolidarse en los últimos días.

“Es un error abrir prematuramente, es un error abrir de más. Es un error y no estamos de acuerdo, en esta situación no podemos acompañar más aperturas. Lo que logramos en cinco meses no lo podemos perder en cinco días. Con qué cara le voy a explicar a los médicos que mientras no dan abasto nosotros seguimos autorizando y autorizando actividades”, enfatizó el gobernador en conferencia de prensa.

En ese sentido, dijo que desde la reunión del viernes con el presidente Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta, la tendencia creciente de casos se consolidó. “Esto no es una crítica son datos. El virus no sabe nada de política”, sostuvo. Y dijo que ambos mandatarios seguirán trabajando en conjunto porque el AMBA “es una zona sanitaria urbana única”.

Consultado sobre los nuevos permisos en la Ciudad, sostuvo que “el problema no está puntualmente en ninguna de esas actividades, que con los protocolos pueden no ser tan contagiosas”, pero consideró que las actividades “se van sumando y van generando simbólicamente la imagen de esto ya pasó, cuando en realidad nada pasó”.  Y añadió: “En la provincia creemos que hay que tener más cautela”.

En el inicio del mensaje, el gobernador destacó la necesidad de dar “un mensaje de unidad” con intendentes oficialistas y opositores al compartir la conferencia con los jefes comunales de Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora; Juan Zabaleta, de Hurligham, Mayra Mendoza, de Quilmes; y también con Julio Garro, de La Plata y Néstor Grindetti, de Lanús.

“Quiero enviar un mensaje de unidad al pueblo de la provincia de Buenos Aires en esta circunstancia tan, pero tan complicada con intendentes oficialistas y opositores (…) en representación de los 135 municipios”, sostuvo el mandatario.

En la conferencia, también estuvo presente Elisa Estenssoro, jefe de la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital San Martín de La Plata para contar “una situación que no todos ven, que no todos conocen, y otros que quieren ocultar”, según dijo Kicillof.

Asimismo, el gobernador se refirió a los discursos anticuarentena, al señalar que el aislamiento “no es una pérdida de libertad, es una ganancia de salud”. Y señaló: “A veces parece que hay que explicar lo básico. No es que se perdió la libertad, nos estamos cuidando. Creo que es un momento crucial, porque este es el mal menor. Seguir cuidándonos es el mal menor. Si a este virus le das un poco de ventaja se escapa”, indicó el gobernador.

Por otro lado, envió un mensaje a la oposición al señalar que “este no es un año electoral”. Y pidió: “No es momento de hacer política, necesitamos que nos ayuden. Hay una parte que parece que quisiera que la gente salga y se contagie para después mirar y decir que fue mucha”.

El gobernador se refirió puntualmente a la situación del interior bonaerense, que hoy también genera fuerte preocupación entre las autoridades sanitarias. “Hoy el virus está empezando a golpear muy fuerte al interior de la provincia. Antes representaba el 5% de los casos, hoy está arriba del 11%”, explicó. Y añadió que en esos municipios 1 de cada 250 habitantes tiene coronavirus.

Por último, Kicillof sostuvo que “no se trata de perseguir a nadie” en relación a las personas que incumplen la cuarentena, sino de pedir responsabilidad.

Fuente: DIB

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí