El gobernador bonaerense Axel Kicillof les tomó este jueves juramento a sus ministros y le pidió a su flamante Gabinete que sea parte de un Gobierno «solidario y militante» que se comprometa con la sociedad.

«Quiero que sea un gobierno próximo, solidario y sobre todo militante. La palabra militancia ha sido denostada, bastardeada. Pero no estoy hablando de militancia partidaria. Estoy hablando una militancia que tienen que ver con el compromiso y la responsabilidad», dijo Kicillof en un breve discurso antes de tomar juramento a los funcionarios en el Teatro Coliseo Podestá en el centro de La Plata.

«No va a ser un gobierno del marketing. Va a ser un gobierno de gestión. Que esté presente, que esté disponible», agregó el mandatario antes de proceder a tomar juramento a los ministros junto a la vicegobernadora Verónica Magario.

Antes de la jura, los flamantes funcionarios conversaron con la prensa sobre la situación de cada una de las carteras y ratificaron las palabras de Kicillof, quien ayer hizo un duro diagnóstico de la herencia recibida en su primer discurso como mandatario.

En ese sentido, la ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, dijo que la gestión de Vidal deja una provincia «devastada» y que los ministros estarán abocados a resolver las emergencias. «La única manera de salir es trabajando y tomando decisiones como las que anunció ayer Kicillof en cuanto al freno al aumento de las tarifas, y empezando a sentarse con el sector privado», aseguró.

Asimismo, el ministro de Salud provincial Daniel Gollan sostuvo que los ejes que más preocupan en su cartera son el brote de sarampión, la nutrición, los medicamentos y el dengue, y señaló que en línea con Nación se declarará la emergencia sanitaria en el territorio bonaerense.

«Más de la mitad de los niñas y niños de la provincia viven bajo la línea de pobreza. La situación es de una emergencia y una profundidad enorme. Lo primero que vamos a hacer es asistir a aquellos que más necesitan. Se van a reforzar todas las políticas alimentarias y la asistencia directa», dijo por su parte Fernanda Raverta, flamante ministra de Desarrollo de la Comunidad, una de las más aclamadas a la hora de la jura.

Mientras que el titular de Infraestructura, Agustín Simone, señaló que la situación en esa área «es bastante crítica en la provincia». Y amplió: «El nivel de ejecución ha sido muy bajo, sobre todo desde el año pasado. Y hay una importante deuda con proveedores. Los intendentes nos han transmitido que la provincia no les dio los fondos para avanzar con las obras», al tiempo que estimó que la deuda en infraestructura es de unos 8.000 millones de pesos.

Los primeros en jurar fueron Teresa García; la ministra de Comunicación, hasta ahora vocera de Kicillof, Jesica Rey; el ministro de Economía, Pablo López y Javier Rodríguez como ministro de Desarrollo Agrario.

Luego juraron Carlos Bianco como jefe de Gabinete; Federico Thea como secretario General; Agustina Vila como directora General de Cultura y Educación; y Cristian Girard como director ejecutivo de ARBA.

Además, Pablo Simone como ministro de Infraestructura y Servicios Públicos; Augusto Costa como ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica; Julio Alak como ministro de Justicia y Derechos Humanos. La nota la dio Sergio Berni, quien juró por «Perón, Evita, Néstor y Cristina». Y afirmó: «Sí. Juro. Si así no lo hiciera que la patria y el pueblo peronista me lo demanden».

Asimismo, Mara Ruiz Malez fue designada como ministra de Trabajo; Javier Rodríguez como ministro de Desarrollo Agrario; Gollán como ministro de Salud. Y Estela Díaz fue nombrada como ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, una de los momentos más aclamados en el teatro colmado.

Fuente: DIB