Los intendentes bonaerenses abrieron hoy las sesiones en los concejos deliberantes locales con discursos que se basaron en el balance de gestión y se repartieron en críticas y apoyos, dependiendo el color del partido, al Gobierno nacional.

Entre los discursos de las jefes comunales de Cambiemos, Miguel Lunghi (Tandil), reconoció que “fueron años difíciles”, mientras que Julio Garro (La Plata) le pidió a los docentes que negocien con los chicos dentro del aula.

En un esbozo crítico sobre la coyuntura política, económica y social, Lunghi afirmó que “todos lo saben y vivenciaron, han sido años difíciles los que nos tocaron vivir, y negar la realidad implica errar el diagnóstico”. A pesar de reafirmar los logros de los 15 años de Gobierno, el alcalde -que se halla en el final de su cuarto mandato y podría ser candidato- reconoció que existen necesidades, desigualdades y problemas que constituyen “los enormes desafíos que tenemos por delante”.

Garro, quien también hizo un repaso de gestión, pidió a los gremios discutir qué educación pública queremos, pero con los chicos en el aula. “Más allá de una discusión paritaria o de la coyuntura electoral, los grandes tenemos que dar el ejemplo y garantizar los 180 días de clase”, sostuvo el platense, y destacó la figura de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal por el apoyo a obras en la ciudad. “No estamos solos. Trabajando con el Presidente y la Gobernadora; logramos terminar la obra hidráulica más importante de La Plata, y una de las más importantes de toda la Provincia: la canalización del arroyo El Gato, luego de años de promesas incumplidas”, destacó.

Mientras que el bahiense Héctor Gay resaltó que “las cuentas públicas están en absoluto orden”, desde Lanús, Néstor Grindetti, dijo que “vamos por el camino correcto, cumpliendo con las metas que nos hemos propuesto”.

Desde la vereda de enfrente, el intendente de Esteban Echeverría y titular del PJ, Fernando Gray, dijo que si bien este debería ser un día festivo “nos encuentra a todos atravesando un momento muy duro por la ola de despidos, el cierre de comercios y la angustia de miles de vecinos de nuestra comunidad por no poder pagar las exorbitantes facturas de luz, gas y agua”. Y tras afirmar que el Gobierno nacional y provincial hace tres años que no asumen sus responsabilidades, se mostró optimista de cara a las elecciones: “Tengo plena confianza de que a partir del 10 de diciembre habrá un gobierno peronista en la Argentina y en la provincia de Buenos Aires”.

Fuente: DIB