En el marco de la emergencia sanitaria, social y económica por la pandemia de Covid-19, el gobierno de la Provincia de Buenos Aires extendió la vigencia del Sistema de Monitoreo de Abastecimiento y Precios de Productos Esenciales (SIMAP), creado con el fin de garantizar el cumplimiento de los Precios Máximos, el normal abastecimiento y el cuidado del bolsillo de las y los bonaerenses.

De esta forma, el SIMAP seguirá vigente hasta el 30 de agosto del corriente. El Sistema, a cargo del Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, establece un listado de productos esenciales (alrededor de 2.100, tomados de la Resolución N°100-SCI del Gobierno Nacional), cuyos precios deben retrotraerse al valor vigente al 6 de marzo de 2020.

El Sistema de fiscalización se creó mediante el Decreto N° 177/2020 con el fin de evitar abusos a lo largo de la cadena de producción y comercialización, aumentos de precios, restricciones  de la oferta y garantizar el abastecimiento en este marco de emergencia sanitaria.

A través de este sistema, los comercios y consumidores pueden ingresar al sitio web https://simap.gba.gob.ar/ para consultar precios de referencia y denunciar incumplimientos de precio o alertar por falta de abastecimiento.

Los sujetos obligados a cumplir con lo establecido en el SIMAP son los establecimientos comerciales mayoristas de venta de productos de consumo masivo, que cuenten con salón de ventas; todos los comercios que realizan venta minorista de productos de consumo masivo; almacenes, mercados, autoservicios, supermercados e hipermercados, y las personas jurídicas y humanas que participen de las distintas etapas y cadenas de producción, distribución y comercialización intermedia y final de cada uno de los productos declarados esenciales

Además, el SIMAP establece que los integrantes de la cadena de producción, distribución y comercialización de los bienes declarados esenciales, deberán mantener los niveles de producción y abastecimiento de tales bienes hasta el máximo de su capacidad instalada y a arbitrar las medidas conducentes para asegurar su transporte y provisión.

El monitoreo y fiscalización del cumplimiento de los Precios Máximos se lleva a cabo a través del trabajo conjunto y coordinado del Gobierno Nacional, Provincial y Municipal, mediante controles sistemáticos y articulados en todo el territorio de la Provincia.

Aquellos comercios en los que se verifiquen incumplimientos a la normativa vigente, serán pasibles de todas las sanciones establecidas en la Ley de Abastecimiento, desde multas, clausuras, inhabilitaciones, comiso de mercaderías y productos o suspensión de registros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí