El procurador de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, dijo hoy que si hubo escuchas a la gobernadora María Eugenia Vidal sin autorización “habrá consecuencias”, aunque aclaró que en su competencia aún no “hay ningún elemento” que de prueba de que existió el espionaje ilegal.

“En lo que nosotros venimos investigando, no aparecen las carpetas que tenía (Marcelo) D”Alessio con información personal de Vidal. Es probable que esto se esté examinando en el ámbito de al menos tres causas federales”, explicó Conte Grand.

Si bien destacó que al no tener en su competencia ningún elemento “no hay nada por decir”, subrayó que “el espionaje de cualquier persona, si no está en el marco de la legalidad, se justifica e impone a los funcionarios la adopción de medidas”.

En esa línea, el procurador dijo a Futuro Rock que si ese espionaje lo efectuara “un funcionario provincial o nacional” que no tuvo “autorización judicial que justifique el seguimiento, habrá consecuencias”, al referirse al procesamiento del fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone, acusado de integrar una asociación ilícita dedicada al espionaje ilegal, que deberá presentarse este miércoles ante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla.

Fuente: DIB