El Gobierno de María Eugenia Vidal salió hoy a clarificar dos leyes electorales para evitar «grises» de cara a los próximos comicios. Así, reglamentó el tope de las reelecciones indefinidas de intendentes y legisladores, y despejó las zonas «grises» de la Ley de Paridad de Género, que en 2017 no se cumplió de manera íntegra en la conformación de las listas generales tras las PASO, según se publicó en el Boletín Oficial.

En este último caso, el texto firmado por la mandataria bonaerense recuerda que la resolución de la Junta Electoral durante las legislativas de 2017 significó «una implementación parcial de la Ley sin respetar el mandato de posición que la misma establece, es decir, de alternancia y secuencialidad de candidatos por género».

Es que, la normativa se basa en el antecedente de que en las elecciones de medio término aquel año, aunque la paridad fue respetada en las listas que participaron de las PASO, surgieron problemas a la hora de integrar las nóminas en los casos donde la boleta perdedora alcanzaba el piso de votos necesario para acceder al 25% de la minoría en la lista general de octubre.

Fuente: DIB