El Gobierno bonaerense estableció por el decreto 131 un régimen especial de ayuda financiera destinado a «financiar total o parcialmente proyectos de mantenimiento y/u obras nuevas, paralizadas o pendientes de ejecución» en municipios.

El decreto, publicado hoy en el Boletín Oficial, indica que no será admisible el financiamiento de gastos corrientes y que tales obras no podrán superponerse con otros proyectos en ejecución o en procesos de ser ejecutados por la provincia de Buenos Aires.

Dispone que en el caso de otorgarse la ayuda financiera del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos, «el municipio en cuestión deberá presentar a través del intendente y con carácter de declaración jurada la documentación que respalde la correcta ejecución de los proyectos».

Fuente: DIB