Las escuelas bonaerenses estarán este jueves prácticamente paralizadas por un paro al que adhieren Suteba y FEB, los dos gremios con más representación en la provincia. La medida de fuerza fue convocada por la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) para denunciar las agresiones que sufrieron cinco maestras de Chubut en el marco de un corte de ruta.

«Hay cinco maestras heridas, no de gravedad. Para Ctera la vida de un maestro es un límite que no vamos a dejar pasar. Reclamamos al gobierno nacional de Mauricio Macri que intervenga en la resolución del conflicto y resuelva la situación de los trabajadores de Chubut», sostuvo hoy Sonia Alesso, en el marco de una conferencia de prensa.

La agresión denunciada por la Ctera se dio ayer a la madrugada en un corte de ruta. Las docentes reclamaban por el pago del aumento firmado en la paritaria de febrero, cuando fueron desalojadas por integrantes de un gremio de petroleros.

«Dada la gravedad de lo ocurrido, hemos decidido llevar adelante un paro en todo el país y vamos a ratificar la movilización de mañana que ya teníamos pautada, primero en la Casa de la Provincia de Chubut y luego en el Ministerio de Economía nacional», agregó Alesso.

El paro se sentirá fuerte en la provincia de Buenos Aires. La secretaria adjunta de Suteba, María Laura Torre, confirmó que el gremio que lidera Roberto Baradel «parará como parte de la Ctera (es su sindicato base en territorio bonaerense)».

En solidaridad, también se sumaron la DAC (Docentes Argentinos Confederados) que aglutina a FEB, y por lo tanto también el gremio que conduce Mirta Petrocini; además de Udocba. «Este maltrato a los trabajadores en un momento de crisis económica tan aguda que atraviesa el país es reflejo de la política de mano dura delineada por la ministra Patricia Bullrich, en línea con la ideología del Gobierno nacional», sostuvo la última organización a través de un comunicado. Finalmente, Sadop (el gremio de los privados) no adhiere al paro, según señalaron fuentes del sindicato.  

Por otro lado, la Ctera señaló que el 11 de septiembre (Día del Maestro) movilizará al Cabildo para plantear que «con hambre no se puede enseñar ni aprender». «Tiene que haber una ley de emergencia alimentaria y vamos a acompañar ese reclamo», cerró Alesso.

Fuente: DIB