En el marco del aislamiento total que lanzó Alberto Fernández para hacer frente a la expansión del coronavirus, la provincia de Buenos Aires comenzó a girarles fondos no reintegrables por un total de $300 millones a los municipios para que hagan frente a la emergencia sanitaria y que pueden contar con mayores recursos en los sistemas de salud.

Ayer, el gobernador Axel Kicillof se reunió en La Plata con los intendentes para coordinar políticas y esfuerzos para atender la emergencia sanitaria por coronavirus, decretada el 12 de marzo por 180 días. A sabiendas que el foco de infección se encuentra en la zona del AMBA, los partidos más populosos del conurbano son los que están actuando de forma más intensa para cortar la pandemia.

El decreto Nº139 publicado hoy en el Boletín Oficial provincial sostiene que “resulta indispensable que la totalidad de los municipios que integran la provincia de Buenos Aires, lleven adelante

acciones en pos de paliar y atender la emergencia mencionada”.

Es por eso que con el objetivo de dotar de mayores recursos y menguar el impacto financiero en los municipios el gobierno bonaerense ya comenzó este viernes a girar la asistencia financiera a las municipalidades, según confirmaron fuentes oficiales.

Fuente: DIB