El procurador general de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, salió a desmentir un informe de la Policía y aseguró que el militante de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Rodolfo Orellana, que fue asesinado ayer en La Matanza, recibió un balazo por la espalda.

Según Conte Grand, el hombre asesinado durante un intento de toma de tierras en Ciudad Evita, fue baleado por la espalda, aunque no se pudo recuperar el proyectil para determinar con qué arma fue atacado. “Tenemos la autopsia preliminar que determina el ingreso de un proyectil de arma de fuego en el omóplato, con orificio de salida en la zona facial, a la altura de la nariz”, aseguró.

Cabe recordar que ayer el Ministerio de Seguridad provincial descartó que el cuerpo del militante presentara heridas de bala, lo que contrastaba con la versión de los hechos difundida desde la organización, que habló de un “fusilamiento” a cargo de uniformados. “El informe médico indica que en las Placas de abdomen, tórax y cráneo, no se observa proyectil alojado. No hay orificio de salida. Posee un orificio de entrada en el omoplato producto de un elemento punzante, pero que esto no necesariamente pudo haber provocado la muerte”, precisaron desde el Ministerio sobre el cuerpo de Orellana.

Fuente: DIB