En 2018, cada cuatro horas se produjo una muerte por accidente de tránsito en la provincia de Buenos Aires, totalizando 2.158 víctimas durante todo el año.

Los datos fueron informados por la asociación civil “Luchemos por la Vida”, que dio cuenta que durante el año pasado se produjeron en todo el país 7.274 muertes por accidentes, un promedio diario de 20 casos fatales.

Los datos, aún provisorios, son apenas más bajos que los que se registraron en 2017, según las estadísticas de la propia asociación: en la provincia habían ocurrido 2.172 muertes, y a nivel nacional la cifra llegó a 7.213. Se trata de una caída, en territorio bonaerense, del 0,6%.

De acuerdo a estas cifras, en la provincia existe una tasa de mortalidad por accidentes de tránsito de 13 cada 100 mil habitantes, por debajo del promedio nacional, de 16,4.

En comparación con otros distritos, en la provincia de Buenos Aires se produjeron la mayor cantidad de accidentes, concentrando el 29,6% del total. Le siguen, más lejos, Santa Fe, con 626 muertes; Córdoba, con 439; Tucumán, con 409; Santiago del Estero, con 341; y Misiones, con 329.

Según aclaró Luchemos por la Vida, las cifras presentadas “son proyección de los datos habidos hasta el presente, aplicados al nuevo lapso, e incluyendo fallecidos en el hecho o como consecuencia de él, hasta dentro de los 30 días posteriores, según el criterio internacional más generalizado”.

En ese marco, destaca que las cifras utilizadas son las últimas disponibles, actualizadas: “como la gran mayoría de las cifras originales solo computan los muertos en el momento del accidente, las mismas también han sido corregidas según índices internacionalmente aceptados”.

Según los datos de la asociación civil, los accidentes dejan por año unos 120 mil heridos de distinto grado y miles de discapacitados. Las pérdidas económicas, además, superan los 10.000 millones de dólares anuales.

“Es como si un avión de pasajeros cayera todas las semanas muriendo unas 130 personas cada vez. Y si así ocurriera, seguramente, no estaríamos tan tranquilos, las autoridades tomarían graves y urgentísimas medidas de seguridad”, señalaron desde Luchemos por la Vida.

Datos alarmantes

Según los números oficiales de la Provincia, más de la mitad de las muertes en accidentes de tránsito producidas en territorio bonaerense ocurren dentro de las ciudades, y afecta a jóvenes de entre 15 y 34 años.

Según los datos relevados por el Observatorio de Estadísticas de Seguridad Vial de la Subsecretaría de Gestión Gubernamental bonaerense, en 2017 las muertes en siniestros viales se incrementaron un 5% con respecto al año pasado.

Del informe oficial se desprende además que el 43,5% de los muertos en accidentes conducía una motociclista, mientras que el 40,8% manejaba un auto, y el 4,3%, una bicicleta. Por otro lado, se destaca que el 42,8% de los muertos tienen entre 15 y 34 años.

Por otra parte, y contrariamente a lo que indica el sentido común, más de la mitad de las muertes en siniestros viales ocurre en la calle, dentro de las ciudades, y no en las rutas. Los datos del observatorio ubican el 54,5% de los fallecimientos por accidentes ocurren en la vía pública, mientras que el 21,9% se producen en rutas nacionales, el 17,9% en caminos provinciales y el 5,5% en la autopista.
Fuente: DIB