En Pilar, crece el enojo de los vecinos por una situación de inseguridad que está fuera de control.

La noche del 29 de agosto de 2017, una de las Trillizas de Oro, María Emilia Fernández Rousse, sufrió un terrible suceso al ser brutalmente asaltada en su casa situada en un country de Pilar por delincuentes disfrazados de policías.

El caso conmocionó al distrito. En medio de una ola de robos y de vecinos que vienen reclamándole al Intendente Nicolás Ducoté por más seguridad, esta vez, una de las víctimas fue una de las conocidas trillizas de oro.

El shock que vivió la ex conductora la llevó a lanzarse del balcón de un primer piso para pedir ayuda, mientras su marido permanecía en su vivienda. “Ante la desesperación se tiró, pero tenía el teléfono al lado”, contó María Eugenia, su hermana.

“Es la situación que estamos viviendo en la provincia de Buenos Aires. Tenían información, no creo que haya sido al voleo. Estamos viviendo algo que hay que parar. Queremos soluciones, todo el mundo quiere soluciones”, agregó dejando notar todo su descontento por la situación que vivió su hermana.

En la misma línea, María Eugenia aseguró que “Pilar está sufriendo una inseguridad brutal”.

La realidad es que la inseguridad en la provincia de Buenos Aires, pero especialmente en Pilar, va en aumento. Cada vez son más los hechos que se viven en la localidad ubicada al norte de la Provincia y el intendente, Nicolás Ducoté, lejos de buscarle una solución a la problemática, se dedica a hacer campaña. Por eso también, crece cada vez más el enojo entre los vecinos.