El Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) amplió a todos los complejos el sistema de videoconferencia para que las personas privadas de la libertad alojadas en las 56 cárceles de la Provincia puedan comparecer con los funcionarios mediante este mecanismo, lo que permite un ahorro de más de 22 millones de pesos anuales al evitarse los traslados.

Se trata de una iniciativa conjunta entre el Ministerio de Justicia, la Dirección Provincial de Telecomunicaciones, que depende de la Subsecretaría de Modernización del Estado y la Corte, a través de la subsecretaría de Tecnología y la secretaría de Planificación.

Al respecto, el ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, dijo que «el uso de este sistema acelera los tiempos de los procesos judiciales en la Provincia y reduce la movilidad de los detenidos, por lo que disminuye el gasto de combustible y de mantenimiento de los vehículos. Por otra parte, el personal que se destina a la custodia en los traslados pasará a desempeñar funciones imprescindibles dentro de la cárcel».

A modo de presentación se realizó en estos días una prueba en la Unidad 48 San Martín con la presencia del Jefe del Servicio Penitenciario, Xavier Areses, el Director Provincial de Telecomunicaciones de la subsecretaría de Modernización del Estado, Christian Conejero, el Jefe del Complejo Penitenciario San Martín, Guillermo Paoletti, el director de la Unidad 48, Pablo Gascué y el Director de Tecnología del SPB, Juan Negri.

Fuente: DIB