Referentes de los trabajadores despedidos de la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos de Azul (Fanazul) se reunirán esta semana con el interventor de Fabricaciones Militares (FM), Luis Riva, quien les hará una devolución del plan alternativo que presentaron para la planta que cerró sus puertas.

Entre el miércoles y el viernes, los exempleados de Fanazul serán recibidos por Riva. Allí, el interventor (quien anunció el cierre de la planta) les responderá sobre un plan que le presentaron al vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui, a través del intendente Hernán Bertellys.

El proyecto de los trabajadores busca revertir el cierre de la fábrica que dejó a 220 desempleados, según detalló el diario azuleño El Tiempo. Entre otras cosas, destacan que “en los últimos años la planta de TNT ha operado en un 20%”, situación que podría mejorarse “con políticas de venta acordes al mercado internacional” para llevar “la producción a valores de utilización cercanos al 80%”.

Asimismo, advierten que “del análisis de la documentación surge una clara subutilización del recurso humano y de las instalaciones hasta límites dramáticos del 17%, lo cual significa que la sola puesta en régimen de la producción arrojaría números incontrastables para la continuidad de la fábrica”.

Este proyecto es una de las cartas principales que se juegan los trabajadores despedidos y el intendente Bertellys en búsqueda de que el Ministerio de Defensa, de quien depende la Fanazul, revea su decisión.

 

Fuente: Noticias Argentinas