Mientras más vecinos se organizan contra los aumentos y crecen las protestas a nivel local, la emergencia tarifaria impulsada por Unidad Ciudadana y otros proyectos alternativos en ese sentido, ya fueron aprobados en al menos una decena de municipios bonaerenses, incluso en algunos casos con el apoyo de Cambiemos.  

Como viene informando DIB, Unidad Ciudadana presentó en las últimas semanas proyectos de emergencia tarifaria en la mayoría de los distritos bonaerenses, que hasta ahora fueron aprobados en 9 de Julio, La Matanza, Villa Gesell, Ramallo, Las Flores, Exaltación de la Cruz, Luján y Salto, aunque en este último la ordenanza fue vetada por el jefe comunal porque implicaba, además, una reducción de tasas.

El proyecto, que se repite en casi todos los municipios, establece la declaración de la emergencia tarifaria por el lapso de un año y busca “instruir al Ejecutivo a que utilice todos los mecanismos legales a su alcance para asegurar el acceso a los servicios públicos esenciales a todos los habitantes del municipio”. En ese sentido, pide que los intendentes se pongan al frente del reclamo y soliciten “al Ejecutivo Provincial y Nacional la suspensión de los aumentos vigentes y la prohibición de nuevos incrementos durante el plazo de vigencia de la emergencia declarada en el artículo 1°”.

Cabe señalar que, en este contexto, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (actual senadora nacional) presentó en las últimas horas un proyecto para suspender los aumentos de tarifas para usuarios residenciales, pymes y cooperativas de todo el país y retrotraer los valores al 1° de enero de 2017.

Asimismo, a nivel local se dieron algunos casos paradigmáticos, por ejemplo: en Colón, el proyecto de emergencia tarifaria fue impulsado por el bloque de concejales de Cambiemos, que es oposición a nivel local; en 9 de Julio la iniciativa de Unidad Ciudadana contó con el acompañamiento de Cambiemos y fue aprobado por unanimidad, mientras unas 450 personas aguardaron el resultado de la sesión, concentradas en las puertas del Concejo; y el intendente oficialista de Las Flores, Ramón Canosa, apoyó la iniciativa local públicamente.

En Salto, el Concejo estaba dispuesto a aprobar la emergencia propuesta, pero por una jugada de Cambiemos se terminó por sancionar un proyecto alternativo que implicaba retrotraer la tasa de seguridad e higiene al ejercicio 2017 y quitar el alumbrado público a los beneficiarios de la tarifa social, ordenanza que finalmente fue vetada por el intendente peronista, Ricardo Alessandro, quien sostuvo que la medida apuntaba a “desfinanciar al Municipio”.

Al margen de los casos mencionados, los ediles de Cambiemos se opusieron al proyecto de emergencia tarifaria en la mayoría de los distritos e impidieron su aprobación, como en el caso de General Alvear y Pergamino. En esta última localidad, la sesión se llevó a cabo en un clima de tensión por la decisión de la presidencia del cuerpo de reforzar la presencia policial en la zona, de solicitar DNI para ingresar al recinto y sesionar con las ventanas cerradas, debido a una importante protesta de vecinos en las adyacencias.

Fuente: DIB