El fuego avanza en Sierra de la Ventana en los cerros y los campos linderos, y las condiciones meteorológicas no ayudan al trabajo de los bomberos, al que se sumó en las últimas horas un avión hidrante mientras se espera la llegada de un helicóptero para colaborar en el combate de las llamas desde la altura.

“Las condiciones meteorológicas no ayudan en nada. Hay mucho viento y las temperaturas son muy altas”, dijo el Jefe del Cuerpo de Bomberos de Tornquist, Martin Haag en declaraciones al portal Noticias Tornquist. “Estamos con vientos de 70 kilómetros por hora en la altura”, agregó.

Fuentes del cuartel de Sierra de la Ventana indicaron que la tarea continuó durante toda la noche y que a primera hora de hoy realizaron una recorrida por la zona para evaluar la situación y decidir los pasos a seguir.

Ayer, poco antes de la medianoche, se habilitó nuevamente la circulación de vehículos por la ruta 76, luego que los bomberos lograran controlar las llamas en ese sector. Como se informara, el fuego ya afectó de forma importante los cerros Napostá y Tres Picos.

Fuente: DIB