El intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, echó este viernes más leña al fuego a la interna que mantiene con el diputado nacional por Cambiemos, Guillermo Montenegro al acusarlo de “hacer política” en un acto de gestión, lo que consideró “poco ético”.

Es que desde la temporada de verano, Montenegro incrementó su presencia en “La Feliz” y suena fuerte para ser el candidato elegido por la gobernadora María Eugenia Vidal para la intendencia en 2019.

El enojo de Arroyo surgió a raíz de la participación del legislador en un acto en Mar del Plata junto al ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, en el que se anunciaron obras para mejorar el aeropuerto local.

“No lo considero ético, sinceramente, porque no mezclo nunca los actos políticos con los de gestión. Yo cuando hago un acto de gestión es un acto de gestión. Acá no ven banderas de partidos diciendo ‘Viva el intendente’ ni ‘Viva Arroyo””, dijo en referencia a la presencia de Montenegro.

Fuente: DIB