El presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal encabezaron este miércoles  un encuentro por los diez años del programa de Centros de Primera Infancia, y con el eje puesto en la campaña lanzaron críticas a la gestión anterior.

«Lo hemos logrado y no es relato, no es sarasa; es verdad. Son 1.634 espacios de primera infancia para 112.500 chicos en las 24 provincias de la Argentina», dijo Macri en un acto en Buenos Aires junto, también, al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Y aseguró que es «lo más trascendente» que hizo como servidor público, «porque no hay nada más importante que estos chicos tengan las mismas oportunidades que cualquier otro».

En una crítica al kirchnerismo, el Presidente dijo que a muchos barrios carecientes «el Estado no llegaba, sino el puntero», y recordó que «no es lo único» que su Gobierno hizo para combatir la pobreza y la desigualdad. En ese sentido, destacó otros logros como «el asfalto y el agua potable en las villas y El Estado en tu barrio». Y agregó, en tono de campaña: «Hay que seguir, claro que hay que seguir. Por eso los invito a seguir trabajando como estamos trabajando hasta hoy. Estamos cambiando la forma de hacer política en la Argentina».

Vidal, por su parte, dijo estar «orgullosa» de «haber sido parte del principio de esto y que siga creciendo». «Por esa política y por otras muy concretas es que hoy podemos decir con orgullo que tenemos la tasa de mortalidad infantil más baja de la historia. Son casi 500 muertes menos desde 2015», destacó la gobernadora.

Vidal repasó el inicio de los primeros CPI y dijo que se hicieron «con amor y dedicación», y destacó otras políticas, como «el vaso de leche por día en la provincia, la política de universalizar el desayuno y la merienda en todas las escuelas primarias, a la ampliación de la asignación universal por hijo».

Fuente: DIB