La gobernadora María Eugenia Vidal presentó este viernes los avances en el puente de General Arenales, que se derrumbó en 2017 tras una inundación, y dijo que «hay que elegir entre el pasado del abandono o el futuro de las obras».

«Estamos sobre el puente de acceso a General Arenales desde la Ruta Provincial N° 65. Un puente que tenía 80 años y colapsó en enero de 2017 por una crecida del Arroyo Piñeiro, aislando a los vecinos», recordó la gobernadora.

«Donde había desidia, hoy hay un Plan Hidráulico de 52 obras en 17 municipios; y 300 obras terminadas en las cuencas más importantes. Obras que marcan un antes y un después y que, aunque no las veas, están ahí para cuidarte», dijo en esa localidad bonaerense.

Y amplió: «Ese abandono era tan grande que la Provincia ni siquiera tenía lo mínimo para una emergencia. No había ni botes ni lanchas para realizar rescates, y sólo 39 colchones para ayudar a los evacuados por inundaciones».

«Como este, hubo muchos otros casos críticos por inundaciones. ¿Y sabés por qué? Porque durante 28 años nadie se hizo cargo. Nos dejaron una Provincia abandonada, con obras hidráulicas paralizadas mientras los vecinos perdían todo una y otra vez», dijo.

Fuente: DIB