La gobernadora María Eugenia Vidal define un paquete de medidas de «contención» que podría incluir un aumento de partidas sociales, suba de jubilación mínima y una atenuación del impacto de la devaluación para los deudores UVA, mientras en lo político planea «provincializar» la campaña de cara a octubre.

Vidal reconoció ayer, en conferencia de prensa, que el impacto de la devaluación del peso tras las elecciones «va a tener un impacto» y anunció que habrá un paquete de medidas para «reforzar la presencia en los que más nos necesita», ya que «estamos preocupados por lo que está pasando» en la economía.

Con el correr de las horas, comenzaron a llegar a los comercios -sobre todo a los que venden alimentos- listas de precios con aumentos de 10% o más, con lo que el gobierno nacional anunció su propio paquete de contención, que servirá de marco al de Vidal, quien no lo anunciaría mañana como estaba previsto.

Aunque le paquete no está completamente definido, fuentes del gobierno indicaron que habrá medidas para la emergencia alimentaria, pero a la vez al consumo, sobre todo de los estratos medios. En el primer punto se anotan subas de partidas sociales y jubilaciones mínimas, como la que ya aplicó el año pasado, ante la anterior devaluación.

En paralelo, se evalúa dotar al paquete de algunas medidas que apuntan a la clase media, entre las que se barajan algunas destinadas a morigerar el impacto de la predecible suba de las cuotas de los créditos UVA, beneficios para las PyME y la intervención del Banco Provincia para sostener planes de compras con cuotas sin interés.

En ese marco, Vidal decidió profundizar su perfil propio y «provincializar» la campaña en los 75 días que restan para las elecciones de octubre. Eso implica, en principio, despegarse  de la cercanía con el presidente Mauricio Macri: no habrá, casi, recorridas conjuntas como hasta ahora ni tampoco actos.

Del mismo modo que hará Horacio Rodríguez Larreta en Ciudad, Vidal busca evitar el efecto negativo que implica la presencia de Macri en su boleta aumentando al máximo posible la distancia, aunque sin romper con el mandatario. Esta noche, parte  de esa  estrategia se repasará con los intendentes de Juntos por el Cambio, en una reunión organizada por Jorge Macri.

Fuente: DIB