La gobernadora María Eugenia Vidal anunció esta tarde una serie de medidas económicas y sociales que buscan paliar los efectos de la crisis en la provincia. Advirtió que la decisión no está vinculada a «ninguna campaña electoral».

«No son medidas aisladas. No forman parte de ninguna campaña electoral. No estoy acá como candidata. Venimos poniendo como eje la integración social desde el principio de la gestión», sostuvo la gobernadora en el marco de un acto realizado en el distrito de Lanús.

Vidal se mostró con el intendente local Néstor Grindetti; el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, y el de Desarrollo Social, Santiago López Medrano, entre otros funcionarios. Asimismo, estuvieron referentes sociales de Quilmes, La Matanza, José C. Paz y Almirante Brown. 

La mandataria consideró que la crisis «afecta a muchos vecinos de la provincia» y aceptó que «no estamos llegando a todos»; mientras que pidió trabajar «juntos» con otras fuerzas políticas, la Iglesia y ONGs para transitar el momento social crítico.

Entre las medidas, anunció un bono de $ 1.000 para «para todas las madres con hijos menores de 5 años y embarazadas del plan Más Vida» que llegará «600.000 personas entre mamás y nenes».

Asimismo, un incremento del 20% en el Servicio Alimentario Escolar (10% en septiembre y 10% en octubre). «Estamos superando la inflación acumulada de este año para que los comedores puedan dar respuesta a la demanda de cupos que necesiten», explicó. También una suba del 15% para las becas de las Unidades de Desarrollo Infantil (UDIs) y del 45% para la jubilación mínima que ya se hizo efectivo en agosto.

Vidal aceptó por otro lado que existe «un problema con el trabajo» y que Provincia tuvo que intervenir en «muchas situaciones de conflicto». En este marco, anunció que va a destinar $ 370 millones al programa de Promoción, Preservación y Regularización del Empleo (Preba).

Esta última medida implica un beneficio de hasta $5.000 por mes por empleado para pymes, y va a tener un impacto sobre «unos 25.000 puestos de trabajo que estén en riesgo».

Por otro lado, la gobernadora señaló que se le va a permitir a los intendentes que puedan comprar alimentos con una parte del Fondo de Fortalecimiento de Programas Sociales que en general se utiliza para otras cuestiones.

Fuente: DIB