La gobernadora María Eugenia Vidal reconoció que tiene «diferencias» con el jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña, y aseguró mantener con él «una relación de trabajo en campaña, con roles distintos», aunque sostuvo que «está bien que así sea» porque Cambiemos es un partido «homogéneo». Asimismo, dijo que «hay tres campañas distintas», la de Provincia, Nación y Ciudad.

Vidal fue consultada en Radio La Red ante las versiones que hubo sobre posibles fricciones con Marcos Peña en el marco del diseño de campaña y por el debate sobre el desdoblamiento de las elecciones, y aseguró que se trata de «discusiones diferentes».

«Seguimos trabajando y haciendo cosas juntos pero en roles distintos. Y por supuesto que tenemos diferencias y está bien que así sea, porque no somos un partido homogéneo», sostuvo la gobernadora.

Al hablar sobre las razones detrás de su derrota en las PASO, Vidal explicó: «La economía fue difícil. Muchos perdieron o tienen miedo de perder el trabajo. Está la dificultad de llegar a fin de mes. Lo que les digo a los bonaerenses es que dimos la pelea contra los mafiosos, hicimos obras y de la misma manera les digo que resolveremos el tema económico».

Asimismo, señaló que «la diferencia en las PASO fue grande», con respecto al candidato del Frente de Todos, Axel Kicillof, pero sostuvo que su «energía está en dar vuelta la elección». No obstante, dijo que «si hay una transición será ordenada, como corresponde». Y añadió: «No me importan los cargos partidarios, así que si pierdo seguiré recorriendo los barrios como lo hago hace 16 años».

«A mí me gustan las peleas difíciles, siempre la corrí de atrás y nunca fui favorita», sostuvo la gobernadora, y agregó: «Si los bonaerenses no se victimizan y la siguen peleando, ¿cómo no la voy a luchar yo?».

Además, cuestionó al candidato del Frente de Todos, quien en los últimos días había lanzado críticas a su gestión por el crecimiento de la deuda: «La deuda de la provincia no la decide el gobernador, sino que la vota la Legislatura con una mayoría especial que nosotros nunca tuvimos. Como ocultaron los datos de pobreza, también ocultaron las deudas… el nivel de deuda es similar al que dejó la gestión anterior», dijo.

En otro orden, consideró que «las cifras de la pobreza son alarmantes», aunque dijo que el oficialismo puso «lo mejor que está al alcance» para combatirla; de todos modos, agregó que «el voto nos dijo que la inflación pegaba mucho en alimentos y tomamos medidas para responder a eso».

Y recordó, en ese sentido, que «la provincia fue la única que eliminó los impuestos en luz y gas para paliar los tarifazos».

«Nunca especulé en política: cuando Mauricio (Macri) me ofreció ir a la provincia muchos creyeron que era imposible», y «muchos dicen que es imposible dar vuelta la elección», pero «si les hubiera dicho que no iba a haber más barones del Conurbano también hubieran dicho que era imposible», dijo Vidal.

Vidal dijo tener «muchas autocríticas», entre ellas, «haber puesto mucho foco en proteger a los bonaerenses de las mafias y no haber generado más y mejores salarios»; y además, dijo arrepentirse «de que el conflicto docente nos alejara en el vínculo con los maestros».

Fuente: DIB