Los transportistas escolares enrolados en la Cámara de Transporte Especializado de la provincia advirtieron que la actividad atraviesa «una crisis sin precedentes» y amenazaron con cortar el servicio la semana próxima si el Gobierno provincial no da una respuesta.

«Tuvimos una actualización de los contratos de un 15% en mayo de este año cuando la inflación de 2018 fue de 47,6%, y ahora se proyecta una inflación mayor al 50%. Estamos trabajando a pérdida, estamos endeudados y no damos más», dijo el presidente de la Cámara Roberto Zagame. «Muchos transportistas dejaron la actividad durante este año», agregó.

Zagame envió esta semana una carta a la gobernadora María Eugenia Vidal para volver a advertir de la situación. «Hicimos infinidad de reclamos durante todo el año pero no hubo respuesta. Solo sufrimos presiones y maltratos», añadió.

En la misiva, Zagame describe que los aumentos de combustible rondan el 62% desde enero y que los precios de los repuestos, muchos atados al dólar, también subieron considerablemente. Y en ese sentido, reclamó una actualización de los importes para poder continuar con la actividad.

«Solicitamos que se ajusten los costos de forma que nos permita seguir prestando el servicio contratado, somos contestes de que es una situación extraordinaria la que se produjo y que no estaba prevista a la firma de los contratos», apunta en la carta.

«Es imposible seguir con estos valores hasta 2020. Nos estamos fundiendo», agregó Zagame. Asimismo, dijo que buscará comunicarse con el gobernador electo Axel Kicillof para advertirlo sobre la problemática. «Kicillof tiene que saber cómo es la situación porque le están diciendo que en Educación está todo bien y no es así», indicó.

Fuente: DIB