La ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, dijo este jueves que la gestión de María Eugenia Vidal deja una provincia «devastada» y que los ministros estarán abocados a resolver las emergencias.

En el marco de la jura a los miembros del Gabinete provincial en el teatro Coliseo Podestá de La Plata, García dijo que el Gobierno saliente «deja una provincia devastada, con problemas en emergencia, como es el tema del Servicio Penitenciario y la emergencia alimentaria».

«La única manera de salir es trabajando y tomando decisiones como las que anunció ayer Kicillof en cuanto al freno al aumento de las tarifas, y empezando a sentarse con el sector privado», dijo la hasta ahora senadora.

Y subrayó que será necesario trabajar «con la totalidad de los intendentes del territorio» ya que «a diferencia de la gestión anterior, uno gobierna con los intendentes, pero para el pueblo de cada uno de los distritos, cuando se deja un intendente de lado, se deja al pueblo de ese distrito de lado».

Al ser consultada sobre cómo se llevará adelante la tarea de revertir la crisis económica, García dijo que «se va hacer hincapié fundamentalmente en resolver el tema de la deuda, pero poniendo la mirada central en la actividad productiva».

«Hay un Estado ausente, lo que sucedió en estos cuatro años es que el Estado se retiró de la cosa pública, pretendemos un Estado presente y activo sin exagerar con timbreos y acciones por el estilo, sino con soluciones concretas a los problemas», concluyó.

Fuente: DIB