Los reclamos a las obras sociales (públicas y sindicales) y empresas de medicina prepaga encabezan el ranking de quejas de los bonaerenses de acuerdo a un análisis en el rubro salud de la Defensoría del Pueblo, con una incidencia del 40% sobre el total de presentaciones.

Según se desprende de un estudio que llevó adelante la Adjuntía en Derechos Humanos y Salud del organismo, a cargo de Marcelo Honores, detrás de este rubro se ubican el plan federal Incluir con el 30%, los hospitales públicos 8%, los reclamos a Desarrollo Social de Nación 7% y contra el PAMI 5%.

El equipo interdisciplinario que atiende las cuestiones sanitarias en el ámbito de la Defensoría está compuesto por una docena de profesionales de distintas ramas, que van desde la medicina al derecho. Ellos manejan al día de hoy un total de 920 reclamos, con un nivel de resolución positiva del 80%.

Dentro de esos 920 casos, hay 135 que fueron resueltos favorablemente, pero siguen abiertos – durante un tiempo prudencial- por tratarse de quejas hechas por personas que reciben tratamientos crónicos y esas prestaciones, muchas veces, sufren demoras cíclicas que perjudican el estado general de salud de los pacientes y se hacen necesarias nuevas gestiones.

«La experiencia que sumamos en la gestión, en estos nueve años de vida de la Defensoría, nos permite dar respuestas rápidas y ágiles en materia de salud, porque en la mayoría de los lugares en los que buscamos soluciones ya tenemos interlocutores válidos y aceitados los mecanismos», contó Honores.

En esa línea, destacó: «Muchas veces la actuación formal, el pedido de informes o la solicitud de intervención resultan ineficaces, porque los tiempos en obtener respuesta no coinciden con las necesidades de los reclamantes. Entonces, ahí cobra importancia la actuación informal, el llamado telefónico, el pedido de audiencia, gestiones presenciales, tanto en el sector público como privado, que requieren un compromiso especial para atender las múltiples urgencias que se presentan en el día a día».

Fuente: DIB