19 agosto, 2022 9:26 pm

Quién es el “fantasiólogo” de Ituzaingó que construyó una réplica de la Torre Eiffel en el oeste del Gran Buenos Aires

Rubén Díaz es arquitecto pero se define “fantasiólogo”, aunque bien podría ser un “conquistador de sueños”. Con 35 obras en su haber proyecta convertir a la ciudad del conurbano en un paseo de arte urbano de turismo nacional-internacional.

Rubén Ángel Díaz nació y se crío en Ituzaingó, ciudad que aún hoy elige para vivir, para soñar y materializar muchos de esos sueños. Posee una imaginación envidiable, la cual lo ha llevado a crear hasta el momento 35 obras temáticas distribuidas por toda la ciudad Ituzaingó.

Diaz le contó a INFOBONAERENSES que es arquitecto y Maestro Mayor de Obras recibido en la UBA, aunque reniega de los títulos porque dice que “condicionan, exigen, limitan, señalan y juzgan. En cambio el arte no”.

Se autodefine como fantasiólogo. “Es una profesión que inventé yo, si existe el proctólogo puede existir el fantasiólogo. Este es alguien que no sabe hacer esculturas pero sabe mostrar cómo hacerlas, que no es un gran pintor pero que pinta como para hacerse entender y generar emociones. No me interesa la belleza, me interesa la emoción”, explica.

Sus principales creaciones

El artista conurbanense proviene de una familia humilde. Su padre trabajaba en la construcción y desde chico estuvo entre los ladrillos. A lo largo de su vida tuvo la oportunidad de conocer y visitar 123 países en todo el mundo. Lo hizo a dedo y de mochilero.

El diverso bagaje cultural de Díaz lo llevó a concretar su primera en 1979. Era dentro de un pequeño departamento donde depositó en su interior carteles con señales de tránsito que indicaban el camino hacia las puertas o “no detenerse” en los pasillos. Sin embargo, fue recién en 2017 cuando una de sus construcciones generó una verdadera repercusión: el artista trasladó la Taberna de Moe desde la ficticia ciudad de Springfield hasta la Zona Oeste del Gran Buenos Aires. Las imágenes del lugar se viralizaron en las redes en muy poco tiempo y los medios de comunicación se hicieron eco de la noticia.

Rubén Díaz en la fachada de la Taberna de Moe

Ha realizado además réplicas de monumentos históricos del mundo, como la Torre Eiffel, la Torre de Pisa, el Arco del Triunfo y hasta el Obelisco porteño. Todas estas grandes maravillas, comenta Díaz, “se pueden encontrar a escala en distintos puntos de Ituzaingó, sin la necesidad de hacer viajes costosos ni tener que moverse de la ciudad”.

El más reciente proyecto del fantasiólogo es un exorbitante restaurante de 200 metros cuadrados y dos pisos de alto (8 metros), que albergará leones, gladiadores y también naves espaciales. Se trata nada más y nada menos que del “Coliseo de Ituzaingó”. Esta obra se encuentra emplazada en  avenida Barcala entre Tres Arboles y Treinta Tres y se espera que sea inaugurada en el mes de marzo.

Réplica del Coliseo Romano (Ituzaingó)

Un artista sin fines de lucro

El arquitecto cuenta que lo que motivó a realizar todas estas construcciones es que “muchísima gente nunca va a poder conocer esas obras entonces, uno muestra en escala lo que son. Resulta porque la gente va a la Torre Eiffel y se emociona, va a la Torre de Pisa y se emociona, son cosas que jamás se hubieran imaginado, sobre todo los niños pequeños”.

Las obras son totalmente financiadas por su creador. El junto a su quipo se encarga de concretarlas sin recibir ningún tipo de aporte gubernamental ni de entidades privadas. La única ayuda que recibe proviene de alguna donación de los vecinos. A su vez, el acceso y visita a cada una de sus realizaciones no tiene costo alguno.

Además, permite cumplir el sueño de muchas personas al permitir, por ejemplo, que las chicas de 15 años que no tienen recursos se saquen fotos gratis frente a la Torre Eiffel. También se les presta el salón de la Torre para que se haga la fiesta y para los chicos discapacitados y huérfanos los cumpleaños son gratuitos. 

Torre Eiffel de 16 metros (Ituzaingó)

Proyectos

Ni el contexto pandémico frenó al artista de Ituzaingó. Rubén no detiene la marcha y continúa planificando nuevos trabajos que espera poder terminar pronto. Su propuesta es que se deje conocer Ituzaingó a través de la generación de postas para ir recorriendo cada una de sus obras. Quiere elaborar un mapa urbano con las 35 construcciones que lleva hechas.

Hace 5 años que decidí que quiero convertir a Ituzaingó en un paseo de Arte urbano de turismo nacional-internacional. Y para seguir enriqueciendo el lugar, Díaz está pronto a concretar el Partenón y está prevista también la construcción de la Pirámide de Chichén Itzá, la Casa de Tucumán y el Cabildo.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Destacadas

Más Noticias