La creciente polémica por el manejo de las aguas de la Laguna La Picasa preocupa a autoridades bonaerenses y de los distritos involucrados, quienes ayer se reunieron en Junín para analizar los pasos a seguir y reforzar la postura local en rechazo a la decisión «unilateral» de la provincia de Santa Fe, que sin acuerdo previo resolvió habilitar obras de conexión con el canal Alternativa Norte.

El encuentro, convocado por el intendente de Junín, Pablo Petrecca, quien es presidente de la Sub Cuenca A1, reunió a productores rurales de la zona y a autoridades provinciales, para informar las acciones que se llevarán adelante y alinear estrategias de cara a la reunión clave del Comité de Cuenca Nacional de la que participarán ambas partes el próximo 15 de mayo.

«El problema hídrico de la cuenca de la Laguna La Picasa, reconoce una extensa explicación que tiene que ver con las tendencias de los ciclos climáticos y con la no habilitación de las obras previstas en tiempo y forma», explicó el subsecretario de Hidráulica provincial, Luis César Giménez.

«La solución no es generar más conflicto haciendo un canal no permitido, como hizo Santa Fe, sino respetar y cumplir con las obras planificadas. Lo hecho por Santa Fe no aporta ninguna solución para La Picasa y sí complicación a los receptores, que somos nosotros y una parte de Córdoba», afirmó Giménez.

Asimismo, dijo que desde la Provincia apela al diálogo, pero afirmó que «no vamos a aceptar el comportamiento unilateral ni de un acto casi delictivo como el que tuvo la Provincia de Santa Fe».

Fuente: DIB