El director ejecutivo de ARBA, Cristian Girard, estimó que la recaudación bonaerense sufrirá una caída del 40% como consecuencia del parate económico registrado por la cuarentena total dispuesto por el Gobierno nacional para frenar el avance del coronavirus.

“No tengo dudas de que la caída va a ser fuerte, de un 40% en la recaudación. Es la tendencia de lo que se vendría la próxima semana”, sostuvo el funcionario.

La ecuación es sencilla: casi el 70% de la recaudación bonaerense se corresponde a Ingresos Brutos, un tributo que está directamente relacionado con el nivel de actividad. Al respecto, Girard señaló que “es razonable que si frenás la economía, de ese porcentaje (que la mitad es comercio y que solo funcionan alimentos y supermercados) el resto esté parado y no tenga ingresos para pagar impuestos”.

El titular de ARBA sostuvo que “la recaudación impacta con dos semanas de retraso, pero ahora en abril vamos a ver lo que fue la segunda quincena de marzo y las primera quincena de abril las vamos a ver a fin de mes”.

“La recaudación de marzo, hasta la primera mitad, fue normal. Hacia finales del mes empezamos a ver una caída en lo que son los ingresos patrimoniales que tiene que ver con que la gente está teniendo dificultades para conseguir ingresos y pagar impuestos”, agregó.

Girard también afirmó que las medidas de alivio fiscal dispuestas por el gobierno de Axel Kicillof representan “un granito de arena” que apuntan a “llevar alivio” en el marco de la crisis sanitaria por el coronavirus, pero al mismo tiempo “son un esfuerzo importante para la provincia”.

En declaraciones formuladas hoy a radio Rivadavia indicó, además, que, desde el organismo se estudia adoptar otras iniciativas para contribuyentes de impuestos patrimoniales y extender la finalización del plan de pagos vigente más allá del 31 de mayo.

Fuente: DIB