La noticia de que 700 trabajadores de la tradicional fábrica de grifería FV, cuya planta está ubicada en la localidad pilarense de Villa Rosa, conmocionó al distrito. Por la abrupta caída en la producción, debida a la merma en las ventas, FV adoptó la decisión para con casi la mitad de su plantel. Paradójicamente, hace 9 meses se anunció en esa misma fábrica una inversión de 200 millones de pesos para “mejorar la capacidad de producción” en la que estuvo el intendente Nicolás Ducote; la cual a la luz de los hechos no obtuvo los resultados esperados.

Las suspensiones en Fv se hicieron de público conocimiento el mismo día -el pasado jueves 21 de marzo- en el cual el INDEC difundió nuevos datos sobre la tasa de desocupación. Aquellos datos revelan deterioro de la situación del mundo del trabajo, especialmente en el Conurbano bonaerense, en donde la tasa de desocupación superó el 11% en las mediciones del último cuatrimestre del 2018. En el Conurbano el 11.4 por ciento de la población económicamente activa no tiene trabajo y el 18.9 por ciento tiene, pero necesita otro. La subocupación llega el 13 por ciento y el 70 por ciento de los subocupados necesitan otro ingreso.

A nivel nacional, la tasa de desempleo se ubicó en 9.1 por ciento, una décima por encima de la medida anterior. Aunque las personas que buscan trabajo son bastante más: hay un 17.3 por ciento del mercado laboral que, aunque está ocupado, demanda otro trabajo. En otros términos, 1.750.000 personas no tienen trabajo en la Argentina, es decir, alrededor de 380 mil más que en igual período de 2017.

Pese a ser conocido por contar con uno de los Parques Industriales más grandes de América latina, en el distrito de zona norte también crecen los despidos y en el primer cuatrimestre del 2019 la situación laboral no presenta ningún signo de mejoría.